El nuevo líder del histórico ANC sudafricano hace un llamamiento a la unidad interna de su partido

El vicepresidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa
ACTION IMAGES VIA REUTERS / PAUL CHILDS
Publicado 08/01/2018 13:24:54CET

JOHANESBURGO, 8 Ene. (Reuters/EP) -

El vicepresidente sudafricano y recién elegido presidente del histórico partido Congreso Nacional Africano (ANC), Cyril Ramaphosa, ha hecho este lunes un llamamiento a la unidad ante el aumento de la tensión y la división interna de la formación en relación al futuro del presidente del país, Jacob Zuma.

En los últimos meses, la Ejecutiva del ANC ha sido escenario de duras disputas en torno al liderazgo de Zuma, especialmente desde la última remodelación de Gobierno que realizó el mandatario en marzo de 2017, en la que cesó al ministro de Finanzas, Pravin Gordhan. Zuma consiguió superar por un estrecho margen una moción de censura en el Parlamento en agosto después de que varios parlamentarios de su formación votaran con la oposición.

El mandato de Zuma no termina oficialmente hasta final de 2019, momento en el que está previsto que se celebren las elecciones nacionales, pero podría ser destituido antes si se celebra una nueva moción de censura en su contra en el Parlamento o en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del ANC, que se reunirá esta semana.

"Debemos deshacernos de la fragmentación interna del partido", ha dicho Ramaphosa a los líderes del ANC en la celebración del 106º aniversario de la formación. "No queremos un Congreso Nacional Africano dividido", ha añadido.

"Una de las cosas que dijo la camarada Nkosazana Dlamini-Zuma --ex mujer de Zuma y principal rival de Ramaphosa en las elecciones del 54º Congreso Nacional del ANC-- fue: "divididos caemos, unidos estamos en pie. Eso tiene un gran significado", ha declarado.

El apoyo popular al ANC ha disminuido bajo el liderazgo de Zuma debido a una serie de escándalos de corrupción, al crecimiento económico débil y a una tasa de desempleo que ha aumentado casi un 28 por ciento. Los analistas políticos aseguran que las elecciones de 2019 son la primera posibilidad realista de que el ANC pierda el poder que consiguió con Nelson Mandela, al final del Apartheid, en 1994.