El nuevo seísmo en Lombok no deja víctimas por ahora pero ha causado importantes corrimientos de tierra

Terremoto de Lombok en Indonesia
REUTERS / ANTARA FOTO AGENCY
Actualizado 19/08/2018 11:18:48 CET

MADRID, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

El nuevo seísmo registrado este domingo de magnitud aproximada de 6,5 en la isla indonesia de Lombok, todavía renqueante del terremoto del 5 de agosto que mató a 460 personas, no ha dejado víctimas mortales por el momento pero sí importantes deslizamientos de tierra que las autoriades están examinando para evitar una nueva catástrofe.

Los deslizamientos han ocurrido en la ladera del Monte Rinjani, en el centro de la isla, y se han repartido por las localidades de Pegangsingan Hill y Bukit Anak Dara.

"Han caído rocas por la pendiente del monte y se ha detectado una gran formación de polvo" ha declarado el director de Información de Datos y Relaciones Públicas de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres, Sutopo Purwo Nugroho, a Metro TV.

El propio Sutopo ha confirmado que de momento no se tiene constancia de víctimas mortales por este nuevo terremoto. No obstante, imágenes captadas por Cruz Roja de Indonesia registran daños materiales en los domicilios de por sí afectados por el temblor de principios de mes.

Los sismógrafos han registrado unas 700 réplicas desde el seísmo, que causó estragos en la zona norte de la isla. En total, más de 400.000 personas han sido evacuadas, según el último balance publicado en redes sociales por el BNPB, que ha reclamado ayuda para los damnificados.

Las autoridades indonesias estiman en más de 400 millones de euros los daños económicos de esta tragedia. El Gobierno ha declarado el estado de emergencia hasta el 25 de agosto para favorecer la respuesta en las zonas afectadas, donde aún prosiguen los trabajos de desescombro.

Indonesia está situada en el llamado Anillo de Fuego del Pacífico, donde coinciden varias placas tectónicas que causan el 90 por ciento de la actividad sísmica del mundo, según el Servicio Geológico de Estados Unidos.