Obama celebra que su reforma sanitaria ha llegado "para quedarse"

El presidente de EEUU, Barack Obama, con el vicepresidente Joe Biden
GARY CAMERON / REUTERS
Publicado 25/06/2015 19:11:35CET

WASHINGTON, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha aplaudido el rechazo por parte del Tribunal Supremo de un recurso contra una parte clave de la reforma sanitaria y ha subrayado que esta ley, promulgada en 2010 y conocida como 'Obamacare', ha llegado "para quedarse".

"Está ayudando a decenas de millones de estadounidenses y me han dicho que ha mejorado vidas", ha destacado Obama, durante una comparecencia ante los medios en la Casa Blanca. En este sentido, ha defendido que "no hay duda" de la eficacia de una reforma que hace al país "más listo y más fuerte".

La oposición, por su parte, no ceja en su empeño de tumbar uno de los principales símbolos de los dos mandatos de Obama en la Casa Blanca. Candidatos a las primarias republicanas como Jeb Bush y Marco Rubio han coincidido en la necesidad de derogar una "mala ley", según la agencia Reuters.

En esta línea, el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, ha insistido en que la reforma está "fundamentalmente rota" y tratarán de reemplazarla por otra "con soluciones centradas en el paciente" y que "cubra las necesidades de ancianos, pequeños negocios y familias de clase media".

ARGUMENTOS

Por seis votos a tres, el Supremo ha dictaminado que la Ley de Atención Asequible de 2010, más conocida como 'Obamacare', no restringe los subsidios a los estados que establecen su propios intercambios de asistencia sanitaria online. Esta es la segunda vez en tres años que el máximo tribunal se pronuncia contra un recurso con el que los conservadores buscaban echar la ley por tierra.

El magistrado jefe John Roberts se ha unido sumado al conservador Anthony Kennedy y a los miembros liberales del Supremo en la mayoría. La decisión supone que los subsidios se mantendrán no solo en los trece estados que han fijado sus propios intercambios y en los tres que tienen un sistema de intercambio híbrido estatal-federal, sino en los 34 estados que usan el intercambio gestionado por el Gobierno federal.

El caso se centraba en los subsidios fiscales ofrecidos en virtud de la ley, aprobada por los demócratas en el Congreso en 2010 frente a la oposición unificada de los republicanos, que ayudan a las personas con ingresos bajos o medios a comprar seguros médicos privados. Los intercambios se hacen en mercados online que permiten a los consumidores comprar eligiendo entre distintos planes de seguro.

La cuestión planteada ante los magistrados era si una frase de cuatro palabras en la ley que afirmaba que los subsidios estaban disponibles para aquellos que compraban seguros en intercambios "establecidos por el estado" había sido interpretada de manera correcta por la Administración para permitir que los subsidios estuvieran disponibles a nivel nacional.

Roberts ha escrito que aunque los argumentos de los conservadores sobre el significado del estatus eran "fuertes", "el contexto y la estructura del acto nos obligan a partir de lo que de lo contrario sería la lectura más natural de la pertinente frase estatutaria".