Obama cree que la muerte de afroamericanos a manos de la Policía es síntoma de los problemas del sistema judicial

Barack Obama
YOUTUBE
Publicado 08/07/2016 1:38:55CET

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha expresado sus condolencias a los familiares de los dos afroamericanos que murieron abatidos por agentes de la Policía en los estados de Minnesota y Louisiana, y ha indicado que estas muertes son síntoma de los problemas del sistema judicial del país.

En una intervención ante los medios en Varsovia, a su llegada para asistir a la cumbre de la OTAN, el presidente ha afirmado que estas dos muertes --que se suman a otras que convirtieron 2015 en uno de los años con más protestas por cuestiones raciales en Estados Unidos-- son una cuestión nacional más que un tema racial.

"Esto no es simplemente una cuestión de ser negro, o hispano, es una cuestión nacional", ha afirmado, en sus primeras declaraciones en la capital de Polonia, antes de añadir que muchos ciudadanos estadounidenses sienten que no se les trata igual precisamente por el color de su piel.

Si bien lo ha calificado como un problema del sistema, Obama ha hecho hincapié en que mostrar preocupación por estos asuntos no significa estar en contra de las fuerzas de seguridad.

En un texto publicado horas antes en su cuenta de Facebook, el presidente aseguraba que todos los estadounidenses "deberían estar profundamente preocupados" por la muerte de Alton Sterling y Philando Castile, ambos abatidos por agentes de la Policía durante los últimos días, muertes que ha calificado como "tragedias que hemos visto ya demasiadas veces".

Si bien ha mostrado su "confianza" en la capacidad del Departamento de Justicia para llevar a cabo una investigación "reflexiva, minuciosa y justa" en torno a estos sucesos, ha insistido en que "está claro" que este tipo de muertes "no son incidentes aislados".

El presidente se ha referido a ellos como "síntomas de los retos de nuestro sistema judicial penal", donde las "disparidades raciales" que se suceden en el país "año tras año" resultan en la "falta de confianza entre los agentes de seguridad y muchas de las comunidades a las que sirven".

Asimismo, ha asegurado que "todos los americanos deben reconocer la ira, la frustración y el dolor que tantos americanos están sintiendo" y ha apelado que ante esta situación, en lugar de acabar cayendo en el "previsible patrón de la división", los estadounidenses deben reflexionar "sobre lo que se puede hacer mejor".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies