Obama se reúne con activistas de DDHH rusos pero evita criticar las políticas de Putin

Actualizado 17/12/2013 20:59:41 CET

SAN PETERSBURGO (RUSIA), 6 Sep. (Reuters/EP) -

El presidente estadounidense, Barack Obama, se ha reunido este viernes con un grupo de activistas defensores de los Derechos Humanos en Rusia, tras la cumbre del G20, pero ha evitado criticar públicamente las políticas del mandatario ruso, Vladimir Putin.

Siguiendo una tradición no escrita que suele molestar al presidente ruso, que considera que Estados Unidos se entromete en la política de su país, Obama ha mantenido una reunión con líderes de organizaciones sociales, durante su estancia en San Petersburgo por la cumbre del G20.

El encuentro con activistas llega en un momento de especial tirantez en las relaciones entre Estados Unidos y Rusia por la decisión de Moscú de dar asilo al excontratista de la CIA Edward Snowden, que reveló los programas de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional norteamericana (NSA).

El Gobierno estadounidense ha acusado a Rusia de coartar las libertades públicas y de estar reprimiendo a los disidentes y discriminando a los miembros de la comunidad gay con las leyes que se han ido aprobando desde que Putin volvió a asumir la Presidencia del país en 2012, tras cuatro años como primer ministro.

Ante la presencia de los medios de comunicación, Obama ha conversado con nueve activistas que trabajan en Rusia y ha evitado criticar las políticas de Putin ni tampoco se ha referido a su polémica ley contra la propaganda gay.

"Tan importante como el Gobierno son las leyes, lo que hace a un país democrático y efectivo en el desarrollo de la prosperidad, la seguridad y la esperanza del pueblo", ha asegurado Obama.

Un alto cargo del Gobierno de Obama ha explicado que el presidente estaba dispuesto a subrayar su rechazo a la ley contra los gays para que Putin afronte el tema con seriedad antes de que se celebren en 2014 los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, en el sur de Rusia.