Obama subraya que no se disculpará por "devolver a un joven a sus padres"

Actualizado 05/06/2014 17:15:59 CET

BRUSELAS, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha subrayado este jueves que "de ninguna manera" va a pedir perdón por el acuerdo que permitió la liberación del sargento Bowe Bergdahl, secuestrado por los talibán durante cinco años, y ha defendido que lo único que hizo fue "devolver a un joven a sus padres".

Obama ha dicho desde Bruselas que no está "sorprendido" por las "controversias" generadas en Washington a raíz de la liberación de Bergdahl a cambio de la entrega de cinco presos de Guantánamo. "Era de esperar", ha dicho.

Sin embargo, sí ha recordado que existe un "principio básico" en Estados Unidos: "No dejamos atrás a nadie con uniforme". "Teníamos un prisionero de guerra cuya salud se estaba deteriorando y estábamos muy preocupados. Vimos una oportunidad y la aprovechamos. No me voy a disculpar por eso", ha asegurado en una rueda de prensa junto al primer ministro británico, David Cameron.

Obama también ha defendido la posición del Gobierno de no consultar el tema con el Congreso, "por la naturaleza" de la otra parte negociadora y la "naturaleza frágil" de estos contactos. "Creíamos que era importante seguir adelante y así lo hicimos", ha apostillado Obama, que como 'comandante en jefe' se ha considerado "responsable" de lo que ocurra a los militares en el extranjeros.

LEGITIMAR A TERRORISTAS

Bergdahl, secuestrado durante cinco años en Afganistán, quedó en libertad a cambio de la excarcelación de cinco talibán detenidos en al cárcel de Guantánamo. El acuerdo, alcanzado el 31 de mayo, no ha estado exento de polémica ya que algunos compañeros han denunciado que el sargento había desertado del Ejército antes de su rapto.

Ciertos sectores republicanos también han recriminado el canje al Gobierno de Barack Obama. "¿Qué dice esto a los terroristas", dijo el senador Ted Cruz en declaraciones a la cadena ABC. "Si capturas a un soldado, puedes cambiarlo por cinco prisioneros", apuntó.

Un comandante talibán cercano a las negociaciones ha reconocido este jueves a al revista 'Time' que el pacto de canje llevará a que otros milicianos "trabajen duro" para secuestrar a objetivos de 'alto valor'. "Es mejor secuestrar a una persona como Bergdahl que a cientos de personas sin utilidad", ha dicho este insurgente en declaraciones a la revista nortreamericana. "Ha alentado a nuestra gente", ha apostillado.

Según esta fuente, que no ha revelado su identidad, "ahora todo el mundo trabajará duro para capturar a un pájaro tan importante".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies