Obligan a realizar trabajos forzados a niños refugiados expulsados de 'La Jungla' de Calais

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Obligan a realizar trabajos forzados a niños refugiados expulsados de 'La Jungla' de Calais

Menores no acompañados de 'La Jungla' de Calais
REUTERS / PASCAL ROSSIGNOL
Publicado 19/11/2016 20:51:20CET

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

Niños refugiados que fueron trasladados del campamento provisional de refugiados conocido como 'La Jungla' de Calais a supuestos centros seguros de acogida repartidos por toda Francia afirman que han sido obligados a realizar trabajos forzados y que no han recibido ningún salario a cambio, según el periódico británico 'The Guardian'.

Los menores no acompañados han revelado en una serie de entrevistas que han sido forzados a realizar trabajos no remunerados y a ir a las granjas a recoger manzanas para los supermercados franceses. Los más jóvenes han explicado que estaban demasiado asustados como para negarse a realizar el trabajo, pues temían que si lo hacían sus posibilidades de pedir asilo en Reino Unido se viesen reducidas.

De los 33 adolescentes entrevistados por la ONG Safe Passage UK, ocho han afirmado que los centros de acogida no les han dado ropa limpia desde que llegaron después de que se desmantelara hace cuatro meses 'La Jungla' de Calais y trece, casi la mitad, han expresado que se sentían más cómodos en 'La Jungla'.

"Es horrible. Trabajamos todo el día cogiendo manzanas y nos dejaban las que estaban podridas para comer. El resto se vendían en Francia. Solo queremos estar con nuestras familias en Reino Unido", ha explicado uno de los adolescentes, que actualmente reside en un campamento en el norte de Francia.

Otro de ellos ha asegurado que durante su estancia en uno de los centros de acogida se les obligaba a recoger 4 kilogramos de manzanas al día todos los días de la semana y que si lo hacía era por miedo a que no le dejasen ir a Reino Unido. "Tenemos miedo de no hacerlo por si afectase a nuestra solicitud de asilo. ¿Qué ocurriría si no me dejan vivir aquí y me echan?", ha expresado.

Theresa May anunció en julio que deshacerse de los "males bárbaros" de la esclavitud moderna que son visibles en todo el mundo debía de considerarse un asunto prioritario y afirmó que los trabajos forzados eran uno de los ejemplos más desagradables de estos males. El antiguo ministro del Interior Robert Goodwill informó a May este miércoles de que los niños de los centros de acogida se encontraban "en un lugar seguro y estaban siendo cuidados" y que "no ha recibido ninguna queja en relación a los centros", según 'The Guardian'.

"Estamos realmente preocupados sobre la protección de los niños en Francia. Nuestra equipo ha obtenido declaraciones de trabajos forzados y ha exigido que niños no acompañados vivan con adultos", ha declarado una portavoz del grupo comunitario de ciudadanos británicos Grassroots, que incluye a Sage Passage UK, una organización que trata de ayudar a los niños no acompañados para que accedan de forma legal a Reino Unido.

El mes pasado, la ministra del Interior británica, Amber Rudd, garantizó que Reino Unido acogería a "la mitad" de los cerca de 2.000 niños no acompañados que estaban registrados en el campamento de Calais. Sin embargo, solo 350 niños han sido trasladados a Reino Unido hasta la fecha, aunque el Ministerio del Interior afirma que recibirá a varios cientos más en cumplimiento de la conocida como enmienda Dubs y de la Convención de Dublín. Varias ONG están haciendo campaña para que sean 1.000 los menores trasladados antes de Navidad.

La enmienda Dubs estipula que 3.000 niños refugiados no acompañados podrán entrar en Reino Unido, mientras que los acuerdos de Dublín, una ley de la UE, establecen a qué Estado corresponde examinar una solicitud de asilo según las circunstancias de acceso a los países miembros.

El Ministerio del Interior ha reiterado que "continua absolutamente comprometido con traer a Reino Unido a todos los niños que sea posible en el menor tiempo" y que los niños que se encuentran en los centros de acogida están siendo evaluados para ver si cumplen las condiciones establecidas en la enmienda Dubs.

Las nuevas directrices del Ministerio del Interior estipulan que solo los niños no acompañados procedentes de Siria y Sudán son aptos para entrar en Reino Unido desde Francia, una decisión criticada por las ONG.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies