Ocho mitos sobre el matrimonio infantil con los que hay que acabar

Krishna, de 14 años, y su marido, Kishan, de 16, junto a su hija en India
REUTERS / DANISH SIDDIQUI
Actualizado 30/03/2018 8:49:19 CET

LONDRES, 30 Mar. (Por Girls Not Brides) -

Desde las salas de Naciones Unidas a las comunidades en todo el mundo, se ha hecho mucho para aumentar la concienciación respecto al matrimonio infantil. Pero a veces, los mitos sobre lo que empuja al matrimonio infantil persisten.

Estas son ocho ideas equivocadas comunes sobre el matrimonio infantil con las que se debe acabar:

1. "El matrimonio infantil solo ocurre en África y Asia"

Una búsqueda en Google de "matrimonio infantil" nos dará fotos de novias indias o madres adolescentes de África. Pero el matrimonio infantil es un problema global que trasciende los países, regiones, culturas y religiones.

Los países con las cifras más altas de niñas esposas van desde Níger a Indonesia pasando por Brasil. La práctica también se produce en algunas zonas de Norteamérica y Europa.

Según un reciente estudio del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), doce millones de niñas contraen matrimonio cada año en todo el mundo. En África Subsahariana, cuatro de cada diez mujeres se casaron antes de los 18 años, seguidas por el sur de Asia, donde el ratio es tres de cada diez. En América Latina y el Caribe el problema afecta al 25 por ciento, mientras que en Oriente Próximo y el norte de África la tasa es del 17 por ciento y en el este de Europa y Asia Central se sitúa en el 11 por ciento.

2. "El matrimonio infantil es una práctica cultural. Tenemos que respetar la cultura"

En muchas comunidades, el matrimonio infantil ha sido una tradición desde hace décadas, sino siglos. Hasta tal punto que es visto como una parte central de la cultura. Pero no todas las prácticas culturales son positivas. El matrimonio infantil priva a las niñas de educación y oportunidades económicas, y pone su salud y seguridad en riesgo.

La solución no es condenar todas las tradiciones, sino trabajar con las comunidades para cambiar las tradiciones desde dentro. Como la defensora de Girls Not Brides Graça Machel dice siempre: "Las tradiciones las hace la gente, pueden ser cambiadas por la gente".

3. "El matrimonio infantil solo les ocurre a las niñas"

El matrimonio infantil está motivado por la desigualdad de género. Pero los niños también son casados. Según UNICEF, 156 millones de hombres en el mundo se casaron antes de cumplir los 18 años. El matrimonio infantil a menudo empuja a los chicos a trabajar y les obliga a asumir responsabilidades de adulto antes de que estén preparados.

4. "A los padres no les preocupan sus hijas si las casan"

El matrimonio infantil está movido por factores que van más allá de las decisiones particulares de los padres. Los progenitores pueden sentir que no tienen otra opción dadas las circunstancias, o piensan que están haciendo lo mejor para sus hijas.

Ignorar las causas en la raíz del matrimonio infantil, o atacar el sistema de valores de las personas que lo practican, solo alienará a las niñas y a sus padres. Cuando los padres ven que sus hijas estarían mejor en la escuela y fuera del matrimonio podemos crear el cambio.

5. "El matrimonio infantil siempre implica a niñas pequeñas y hombres mayores"

Los medios a menudo se centran en historias de niñas casadas a muy temprana edad. Aunque estas historias ocurren, la gran mayoría de los matrimonios infantiles afectan a chicas adolescentes. A nivel mundial, las tasas de matrimonio infantil de menores de 15 años se han reducido gradualmente. Pero las tasas de matrimonio de chicas de 16 a 17 años se han estancado o incrementado.

Detrás de esta tendencia subyacen problemas profundos: la falta de oportunidades educativas y de empleo para las niñas más allá de secundaria, así como la presión social y familiar para casarse --especialmente si ya tienen un novio--. En Nepal, por ejemplo, ha habido un aumento de los "matrimonios por amor" en los que chicos y chicas adolescentes deciden casarse.

6. "El matrimonio infantil es un problema de familia. No nos concierne"

Las consecuencias del matrimonio infantil no solo se quedan dentro de la familia. Cuando 12 millones de niñas se casan cada año antes de los 18, todo el mundo se ve afectado. El matrimonio infantil perpetúa los ciclos de pobreza, desigualdad y opresión, de una generación a otra. Es una de las manifestaciones más flagrantes de desigualdad de género a nivel mundial. Debería preocuparnos a todos.

7. "El matrimonio infantil es un problema religioso"

El matrimonio infantil no está relacionado con una sola religión. Ocurre a chicas de credo hindú, musulmán o católico, así como a niñas de otras religiones.

De hecho, los líderes religiosos desempeñan un papel crucial en combatir el matrimonio infantil. Pueden comprobar que la novia y el novio tienen ambos 18 años antes de una boda religiosa, promover una interpretación progresista de los textos religiosos, y ayudar a las personas a entender que su religión no condona el matrimonio infantil.

8. "Estas chicas deben estar completamente indefensas"

Las niñas pueden desempeñar un papel enorme a la hora de acabar con el matrimonio infantil si tienen acceso a educación y conocen sus derechos. Muchas chicas que una vez se enfrentaron al matrimonio infantil ahora hacen campaña para acabar con esta práctica. Las chicas que hablan desde la experiencia están bien situadas para cambiar las mentes de sus iguales y los miembros de la comunidad.

Las causas y motores del matrimonio infantil son tan variadas como complejas. Y retando constantemente los mitos sobre el matrimonio infantil y fijando la versión correcta estamos todos un paso más cerca de resolver un problema que afecta a doce millones de niñas cada año.

(Este artículo fue publicado originalmente aquí)