Ocho muertos en enfrentamientos del Ejército filipino con Abú Sayyaf en Bohol

Publicado 11/04/2017 13:20:56CET

MANILA, 11 Abr. (Reuters/EP) -

Al menos cinco milicianos del grupo islamista Abú Sayyaf han muerto este martes en un enfrentamiento con el Ejército filipino, que también ha sufrido tres bajas, en la provincia de Bohol, según ha informado el estamento militar, días después de que se produjeran recomendaciones de no visitar esta isla por parte de países occidentales.

Las embajadas de Estados Unidos y Canadá en Manila habían advertido a sus ciudadanos en contra de viajar a las Visayas Centrales, que incluyen Cebú y Bohol, donde los grupos insurgentes podrían intentar llevar a cabo secuestros durante Semana Santa en este país predominantemente católico.

Cebu y Bohol son dos de los destinos turísticos más populares, alejados de los bastiones de Abú Sayyaf, un grupo islamista vinculado con Estado Islámico y conocido por sus activicades de extorsión, piratería y secuestros a cambio de rescate. Abú Sayyaf tiene actualmente secuestrados a más de dos decenas de rehenes en la isla de Jolo, en el sur.

"Hemos recibido un informe de que cinco de los enemigos han muerto y también hemos recuperado cuatro potentes armas", ha informado el portavoz del Ejército, coronel Edgard Arevalo. "Pero tristemente, tres efectivos militares también han muerto y otros dos han resultado heridos", ha añadido.

Las fuerzas de seguridad lanzaron la operación tras recibir información de Inteligencia de que un grupo fuertemente armado de diez personas había sido visto en tres embarcaciones en la orilla del río en Sitio Ilaya, en la localidad de Inabanga, ha explicado el jefe de las Fuerzas Armadas, general Eduardo Ano.

Por el momento se desconocen los motivos por los que el grupo estaba en Bohol. Los milicianos se encontraban en una zona aislada de la localidad.

A principios de este mes, fuerzas gubernamentales habían matado a más de diez milicianos de Abú Sayyaf en un intento por liberar a rehenes vietnamitas. El grupo islamista decapitó este año a un rehén alemán y a dos canadienses el año anterior, en todos los casos por expirar el plazo para el pago de su rescate.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies