La OEA no logra una declaración formal en condena al Gobierno de Venezuela por la crisis política

 

La OEA no logra una declaración formal en condena al Gobierno de Venezuela por la crisis política

OEA
GOBIERNO DE MÉXICO
Publicado 22/06/2017 7:15:27CET

CANCÚN (MÉXICO), 22 Jun. (Reuters/EP) -

La Organización de Estados Americanos (OEA) ha fracasado este miércoles a la hora de emitir una declaración formal en condena al Gobierno de Venezuela por la crisis política y económica en el país, a pesar de los esfuerzos de última hora de Estados Unidos y México.

Los ministros de Exteriores de los 34 países de la OEA no lograron acordar una resolución que reprendiera formalmente a Venezuela, en el marco de una Asamblea General del organismo de tres días en Cancún.

Durante la jornada del lunes, un total de 20 países respaldaron un proyecto de resolución sobre la crisis en Venezuela, que quedó por debajo de los 23 votos necesarios.

Asimismo, han fracasado los intentos de un grupo de países, encabezados por Estados Unidos, México y sus aliados regionales, de incluir una declaración sobre Venezuela en el contexto de una resolución más general sobre Derechos Humanos.

Pese a ello, los países miembro se han comprometido a seguir impulsando la discusión hasta que la crisis en Venezuela, donde al menos 75 personas han muerto en más de dos meses de protestas, se resuelva de forma pacífica.

El ministro de Exteriores de México, Luis Videgaray, ha recalcado que la posición de su país sobre Venezuela "es una posición que no vacilará, es una posición que dice que la democracia representativa es la única forma de gobierno aceptable en el hemisferio occidental".

Videgaray y el secretario general de la OEA, Luis Almagro, han reiterado sus llamamientos a Venezuela para que establezca un calendario electoral, el respeto de los Derechos Humanos, la liberación de los presos políticos y el respeto a la autonomía de la Asamblea Nacional.

El martes, la hasta ahora ministra de Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, acusó a algunos países miembro de la OEA de intentar fomentar la crisis en el país. La canciller ha abandonado este miércoles el cargo para presentarse como candidata a la Asamblea Nacional Constituyente.

LA CRISIS EN VENEZUELA

La tensión política en Venezuela alcanzó un nuevo pico el pasado marzo, cuando el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) despojó de sus poderes a la Asamblea Nacional --controlada por la oposición desde 2016-- y dejó sin inmunidad parlamentaria a los diputados.

El Gobierno de Nicolás Maduro ordenó dar marcha atrás en ambas decisiones, algo que el TSJ cumplió, pero la oposición y la Organización de Estados Americanos (OEA) consideran que se ha producido una "ruptura del orden constitucional" que requiere elecciones anticipadas.

Desde entonces, la Mesa de Unidad Democrática (MUD) no ha dejado de convocar manifestaciones multitudinarias que han acabado en duros enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. Gobierno y oposición se han acusado mutuamente de armar a civiles para desatar la violencia.

Maduro ha convocado una Asamblea Constituyente por considerar que es la única forma de devolver la paz a Venezuela. La MUD, por su parte, ha denunciado que de esta manera el 'chavismo' pretende consumar el "autogolpe" que comenzó con las polémicas sentencias del TSJ.

La Asamblea Constituyente estará formada por 500 "ciudadanos" que serán elegidos en las próximas semanas "a través del voto universal, directo y secreto", de los cuales la mitad, 250, saldrán de sectores de marcado corte oficialista, según ha detallado Maduro.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies