La ola de calor deja 945 muertos en Pakistán en cuatro días

Ola de calor en Pakistán
REUTERS
Actualizado 24/06/2015 19:07:24 CET

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

Al menos 945 personas han perdido la vida en los últimos cuatro días por la ola de calor que está sufriendo Karachi, una ciudad de 20 millones de habitantes situada en el sur de Pakistán, según han informado fuentes médicas citadas por la cadena de televisión GEO.

Las autoridades paquistaníes han declarado la situación de emergencia en los hospitales, para implicar al mayor número de facultativos y personal sanitario en la atención a las personas afectadas por las altas temperaturas.

En los últimos cuatro días, 66 personas han muerto por las altas temperaturas en otras zonas de la provincia de Sindh, de la que Karachi es capital. La temperatura en Karachi se ha situado en 36 grados centígrados este miércoles, bajando la intensidad de la ola de calor.

Sin embargo, los servicios de meteorología han advertido de que se han reducido las posibilidades de que se registren lluvias. Este miércoles, más de 50 personas han muerto en el hospital de Jinnah, según uno de sus portavoces.

El Gobierno paquistaní ha reclamado que se adopten acciones urgentes para solventar esta crisis y la administración provincial de Sindh ha declarado este miércoles como día festivo para que las personas no salgan de sus casas y no se expongan al sol.

Las autoridades paquistaníes han declarado la emergencia hospitalarias para que todo el personal sanitario esté disponible para atender a las más de 3.000 personas que han sufrido deshidratación y golpes de calor. La Autoridad Nacional de Gestión de Desastre ha habilitado varios centros de tratamiento de golpes de calor para afrontar el alto número de pacientes.

La mayoría de las muertes en Karachi se han registrado entre las personas con menos recursos económicos y los trabajadores que realizan su cometido al aire libre. Los clérigos musulmanes han pedido que no secunden el ayuno del Ramadán aquellas personas que puedan sufrir golpes de calor.

La situación se ha visto agravada por cortes eléctricos, algo que ocurre con cierta regularidad en Pakistán pero que ha provocado que no funcionen los ventiladores y aparatos de aire acondicionado. Los cortes de energía también han afectado al suministro de agua en Karachi, al impedir el bombeo hacia los hogares.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies