ONG alertan de que el brote de cólera en Yemen podría provocar "una catástrofe humana"

Brote de cólera en Yemen
KHALED ABDULLAH
Publicado 22/05/2017 14:56:58CET

Los niños malnutridos son el colectivo más vulnerable, especialmente en Hodeida, donde se concentra el 28% de la población infantil malnutrida

MADRID, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El brote de cólera que se ha desatado en Yemen, el país más pobre de la región, podría provocar una "catástrofe humana" si no se actúa rápidamente, ya que la población está muy debilitada por dos años de guerra civil que han hecho que el 80 por ciento de lo yemeníes dependan de la ayuda internacional, según han alertado este lunes varias ONG.

"El aumento dramático del número de casos sospechosos ha aumentado los temores de una catástrofe humana en las próximas semanas. Hoy por hoy, Yemen está bajo mínimos y no puede absorber golpes como este. El sistema de salud está al borde del colapso", ha dicho el director de Acción contra el Hambre (ACH) en Yemen, Erin Hutchinson, en un comunicado.

En la misma línea, Médicos Sin Fronteras (MSF) ha advertido de que el brote "puede volverse incontrolable" dado el "alarmante" ritmo de propagación. "El número de posibles casos ha ascendido a más del doble en los últimos días. De los 11.000 registrados el 14 de mayo se ha pasado a más de 23.500 contabilizados el 19 de este mismo mes", ha indicado.

El coordinador general de MSF en Yemen, Ghassan Abou Chaar, ha explicado que "antes del brote el sistema de salud ya estaba al límite y las necesidades de la población eran ya enormes". "Para tener el brote bajo control no bastará con tratar a los que acuden a los centros médicos, también necesitamos dirigirnos a la fuente de la enfermedad mejorando las actividades de agua y saneamiento y trabajando con las comunidades para evitar nuevos casos", ha sostenido.

Save the Children ha incidido en que las infraestructuras civiles están al borde del colapso. Los trabajadores municipales de Saná "llevan meses en huelga por impago de salarios, lo que ha hecho que se acumule basura en las calles que ha contaminado los suministros de agua por las inundaciones causadas por las lluvias" y "la segunda estación lluviosa ya está de camino". Eso, sumado a los daños de los combates sobre las instalaciones, ha dejado a dos tercios de los yemeníes, unos 14 millones de personas, sin acceso a agua potable.

Así las cosas, los pocos hospitales que quedan activos están desbordados. El doctor Zaid, de Saná, ha contado a Save the Children que la semana pasada recibió dos o tres posibles casos de cólera "por minuto". "Personalmente, recibí 180 casos en un solo día el mes pasado. El número de pacientes en necesidad es impactante. La gente está en los pasillos y a veces hemos tenido que poner a seis niños en una cama", ha contado.

La presidenta de Save the Children, Carolyn Miles, ha prevenido de que, "si la crisis de cólera no está controlada hacia el inicio de la próxima estación de lluvias, en julio, podríamos ver miles de muertes, en lugar de cientos". "Los niños cuyos cuerpos están debilitados por la malnutrición son los más vulnerables al cólera y hay 2,2 millones de niños malnutrido en Yemen. De hecho, cada diez minutos un niño menor de cinco años muere por causas evitables", ha subrayado.

ACH también ha llamado la atención sobre la situación de los niños desnutridos en Yemen, que al estar "extremadamente debilitados", "son más propensos a sucumbir a las enfermedades diarreicas", como el cólera. La amenaza que supone la crisis sanitaria entre los menores es especialmente notable en Hodeida, donde se concentra el 28 por ciento de los niños desnutridos.

ESFUERZOS ADICIONALES

Así las cosas, Save the Children ha reclamado "apoyo financiero urgente para proporcionar medicamentos y material para promover la higiene". "Las partes en conflicto también deben garantizar acceso incondicional a los lugares afectados y acabar con las restricciones a la importación de medicamentos y otros insumos esenciales, lo que incluye abrir el espacio aéreo de Saná y que el puerto de Hodeida pueda funcionar a plena capacidad", ha exigido.

ACH ha indicado que, aunque ya en noviembre respondió a un primer brote de cólera con un centro de tratamiento de emergencia en el que se ha tratado a más de 10.000 personas y "en enero y febrero la situación parecía estar mejorando" --"el centro recibía menos de 20 pacientes por día"--, "dado este creciente deterioro, estamos fortaleciendo nuestras actividades y brindando apoyo al centro de nuevo".

La ONG ha reabierto además once puntos de rehidratación oral para atender los casos menos severos. Los equipos sobre el terreno están llevando a cabo diferentes actividades de prevención, como sesiones de promoción de la higiene, desinfección de pozos con cloro y distribución de agua potable y kits de higiene que contienen pastillas de tratamiento de agua.

Los equipos de MSF, por su parte, han tratado a un total de 3.092 pacientes en cuatro centros y nueve unidades de tratamiento de cólera en las gobernaciones de Amran, Hodeida, Hajjah, Ad Dali, Taiz e Ibb. Además, "están a la espera de recibir más de 63 toneladas de suministros que llegarán a Yemen en los próximos días", ha añadido la ONG.

De acuerdo con el último balance de la Organización Mundial de la Salud (OMS), difundido este domingo, ya hay 315 muertos y 29.300 presuntos casos detectados hasta la fecha. La extensión del brote de cólera, que afecta a 18 de las 22 gobernaciones que componen la nación árabe, ha obligado a declarar la emergencia sanitaria.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies