Las ONG piden fondos urgentes para evitar más muertes en Nigeria y el Lago Chad

 

Las ONG piden fondos urgentes para evitar más muertes en Nigeria y el Lago Chad

Madre con su hijo desnutrido en Maiduguri
AFOLABI SOTUNDE / REUTERS
Publicado 23/02/2017 11:54:02CET

"Si no llegan más fondos el nivel de hambre y desnutrición podría agravarse aún más", advierte Oxfam

MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las ONG han advertido este jueves de la necesidad de que se destinen fondos con urgencia para poder atender a los 7 millones de personas que se enfrentan al hambre en Nigeria, Níger, Chad y Camerún con el fin de poder evitar la pérdida de más vidas.

En un llamamiento conjunto coincidiendo con la celebración de una Conferencia Humanitaria sobre Nigeria y el Lago Chad en Oslo este viernes, Oxfam y el Consejo Noruego para los Refugiados (NRC, por sus siglas en inglés) han subrayado que las vidas de millones de personas podrían estar en peligro si no se incrementa de forma significativa la financiación de la respuesta humanitaria a esta crisis.

La ONU ha hecho un llamamiento por 1.500 millones de dólares (1.420 millones de euros) para cubrir las necesidades más urgentes en 2017, después de que el año pasado solo se recibieran el 52 por ciento de los fondos solicitados.

"En algunas zonas del norte de Nigeria el riesgo de hambruna es real. Tras años de conflicto, la situación de millones de personas es límite. Muchas personas han muerto al no poder cultivar o comprar alimentos y no haber recibido la ayuda que tan desesperadamente necesitaban", ha subrayado Pauline Ballaman, responsable de las operaciones de Oxfam en la cuenca del lago Chad.

Aunque "la ayuda humanitaria ha contribuido a mejorar la situación de algunas personas", Ballaman ha advertido de que "si no se proporcionan más fondos urgentemente y se procura acceso allí donde las personas no pueden recibir ayuda, el nivel de hambre y desnutrición podría agravarse aún más y muchas personas podrían morir".

En los últimos cuatro años, el recrudecimiento de la violencia del grupo terrorista Boko Haram y la expansión de sus actividades a desde el noreste de Nigeria a los vecinos Níger, Chad y Camerún ha obligado a más de 2,6 millones de personas a huir de sus hogares, 1,5 millones de ellas niños.

Además, casi 11 millones precisan de ayuda urgentemente en la región, siendo el estado de Borno, en el noreste de Nigeria el más afectado. Aquí, al menos 400.000 personas podrían estar en situación de hambruna.

Aunque las fuerzas gubernamentales nigerianas han recuperado el control de algunas zonas y se ha podido llegar a lugares antes inaccesibles, "la seguridad continúa siendo frágil y los ataques violentos dificultan la labor" de las ONG, han resaltado Oxfam y el NRC, incidiendo en que todavía hay zonas a las que no existe ningún acceso.

Asimismo, han expresado su preocupación por el hecho de que el Gobierno nigeriano haya anunciado su intención de cerrar para mayo de 2017 todos los campos que acogen a personas desplazadas. Muchas de ellas, han afirmado, "están regresando a sus hogares a pesar de los combates que continúan produciéndose en los alrededores".

"Dado que algunos de estos lugares continúan siendo muy peligrosos, muchas personas buscan refugio en ciudades cercanas, también muy afectadas por el conflicto y donde la ayuda o los servicios disponibles son escasos", han explicado las ONG.

El director de NRC en Nigeria, Cheick Ba, ha explicado que se pueden ver "convoyes enteros de personas desplazadas dirigirse a ciudades cuyo control ha recuperado el Gobierno recientemente pero de cuyos alrededores muchas personas aún se están viendo obligadas a huir debido a los enfrentamientos".

"La gente nos dice que desea regresar a sus casas, pero solo si la situación es segura", ha añadido, defendiendo que "las autoridades deben expresar su compromiso inequívoco a no promover los retornos hasta que la situación de seguridad sea estable y se hayan restablecido los servicios básicos".

Por otra parte, Oxfam y NRW han puesto el acento sobre el hecho de que mujeres, hombres, niñas y niños continúan siendo víctimas de graves abusos contra los Derechos Humanos, así como de amenazas, violencia sexual, secuestros, asesinatos, torturas, reclutamientos forzados, desapariciones y detenciones arbitrarias. En el noreste de Nigeria, cerca de una de cada tres mujeres ha experimentado violencia sexual.

Asimismo, han lamentado que "los objetivos políticos y militares en la lucha contra Boko Haram se han antepuesto a la respuesta humanitaria a esta crisis a la que tanto los Gobiernos como las organizaciones humanitarias y los donantes tardaron demasiado en responder".

"Por suerte, recientemente se ha puesto en marcha una importante operación humanitaria que ya ha salvado muchas vidas. Pero sin una inyección masiva de fondos muchas vidas continuarán en peligro", han remachado.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies