ACH advierte de que la lucha contra la pobreza "no puede reducirse a meros indicadores"

Actualizado 05/07/2007 13:54:17 CET

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La organización humanitaria Acción contra el Hambre (ACH) valoró hoy positivamente los avances experimentados en algunos países en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), pero advirtió de que "no se puede cuantificar lo incuantificable", y que la lucha contra la pobreza "no puede reducirse a meros indicadores".

Mañana se cumple el ecuador del plazo fijado para los ODM, establecidos en 2000 por 198 dirigentes estatales en la Asamblea General de Naciones Unidas. El primer objetivo era la reducción a la mitad del número de personas desnutridas antes de 2015, según recordó hoy la organización en un comunicado.

Aunque el número absoluto de desnutridos ha aumentado en el mundo, hasta alcanzar los 852 millones de personas, "son numerosos los países que han conseguido hacer retroceder el hambre y es justo que se reconozca adecuadamente su mérito", según declaró el director general de Acción contra el Hambre (ACH), Olivier Longué.

Los datos de Naciones Unidas --citados por el comunicado de ACH-- constatan que, mientras en 2000 el hambre afectaba a una quinta parte de la población americana (sobre todo en América del Sur), hoy esta proporción se ha reducido a una sexta parte. Por otra parte, Asia, pese al enorme despegue económico experimentado en los últimos años, sigue albergando hoy al mayor número de hambrientos del planeta. Sólo en India viven 221 millones de personas desnutridas; 142 millones viven en China.

Pero es África el continente que más difícil lo tendrá para cumplir la meta, según ACH. "África Subsahariana es la única región del mundo donde el hambre ha aumentado tanto en términos absolutos como relativos", afirma la organización.

En todo caso, ACH llama la atención sobre "los propios límites de los Objetivos del Milenio". "Pese a ser un esfuerzo notable de la comunidad internacional, tenemos que recordar que no se puede cuantificar lo incuantificable y que la lucha contra la pobreza no puede reducirse a meros indicadores", concluyó Olivier Longué.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies