La ONU acusa de crímenes de proporciones históricas a todos los bandos de la guerra siria

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

La ONU acusa de crímenes de proporciones históricas a todos los bandos de la guerra siria

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein
REUTERS / PIERRE ALBOUY
Actualizado 21/10/2016 12:26:58 CET

El alto comisionado para los Derechos Humanos tacha de "fracaso absoluto" la labor internacional, maniatada por el "rencor político"

Zeid Raad al Husein pone al "matadero" de Alepo como exponente de "un nuevo límite rastrero de atrocidades" contra cientos de miles de civiles

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Husein, ha calificado este viernes la guerra en Siria como un "crimen de proporciones históricas" donde hombres, mujeres y niños están siendo víctimas de "crímenes de guerra", y potencialmente "contra la Humanidad", en lo que se trata de "un fracaso absoluto" de la comunidad internacional, con el Consejo de Seguridad de la ONU a la cabeza, a la hora de intentar aliviar el conflicto.

"Alepo era una ciudad de belleza y civismo milenarios. Ahora es directamente un matadero", ha declarado Al Husein, que ha puesto a la ciudad -- escenario, desde hace meses, de una guerra de desgaste en la que el Ejército sirio y Rusia bombardean diariamente sectores rebeldes en el este de la ciudad -- de ejemplo de una situación que se está repitiendo en otras 17 localidades donde todas las partes en conflicto son culpables de "crímenes contra la Humanidad".

El alto comisionado de Naciones Unidos ha descrito sin ambages cómo decenas de miles de personas han sido ejecutadas, detenidas y torturadas durante una guerra que, más bien, se trata en realidad "un conflicto de terceros países, alimentado por cínicos intereses nacionales e internacionales" en el que no existe el más mínimo respeto por el Derecho Internacional, y cada día es escenario de "nuevos mínimos rastreros de atrocidades".

"Están atacando deliberadamente hospitales, escuelas, mercados, depósitos de agua y panaderías. Alepo se ha conviertido en un núcleo de miedo y de dolor, donde cada día son desenterrados los cuerpos sin vida de niños y de mujeres embarazadas", ha manifestado Al Husein.

CRÍMENES DE GUERRA

El Consejo de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha documentado "violaciones del Derecho Humanitario por parte de todos los bandos en Alepo". Los grupos de oposición siguen disparando proyectiles contra los civiles en los sectores occidentales de la ciudad, bajo control del Gobierno, mientras las fuerzas afines a Damasco siguen efectuando ataques aéreos indiscriminados, causantes de la abrumadora mayoría de las víctimas civiles.

"No solo están violando cada norma del derecho humanitario internacional. Están generando un coste que pagarán nuestros hijos y futuras generaciones", ha denunciado Al Husein.

"Han provocado un conflicto que ha acabado enquistado en una ola de extremismo y ataques terroristas en todo el mundo", ha añadido en su descripción de "un conjunto de violaciones que constituyen crímenes de guerra, que podrían tratarse de crímenes contra la Humanidad si al final se descubriera que han sido cometidos de manera consciente y sistemática".

RESPONSABILIDAD INTERNACIONAL

El alto comisionado para los Derechos Humanos ha dedicado durísimas palabras no solo a los estados miembros que forman parte de su propio comité, sino también a la Asamblea General de la ONU y a su principal órgano ejecutivo, el Consejo de Seguridad. Todos ellos han convertido a la Comisión para la Investigación de Crímenes contra los Derechos Humanos en Siria en "un peón del rencor político".

"La responsabilidad de detener la crisis siria es potestad principal del Consejo de Seguridad. Principal, pero no exclusiva, así que es posible que la Asamblea General pueda haber tenido culpa", ha indicado Al Husein, incapaz de hallar "ventaja hipotética" alguna en el juego político internacional capaz de justificar "semejante horror".

"Los miembros del comité tienen que poner fin a sus desacuerdos políticos. Los miembros del Consejo de Seguridad tienen que actuar como una sola entidad. Hay que paralizar inmediatamente los envíos de armamento a las partes involucradas en el conflicto y hay que remitir esta situación al Tribunal Penal Internacional para que todas las partes involucradas sepan que serán responsabilizadas de todos los crímenes que hayan cometido, sin protección alguna", ha avisad.

En lo que a Alepo se refiere, y para terminar, el diplomático ha repetido una vez más que se declare un "alto el fuego inmediato, prolongado y que abarque a todas partes para capacitar la entrada, incondicional e imparcial, de ayuda humanitaria".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies