La ONU acusa al Gobierno de Sudán del Sur de usar la comida como arma de guerra

Contador
Refugiada sursudanesa en Uganda en un reparto de comida
REUTERS / JAMES AKENA
Publicado 10/11/2017 23:27:15CET

NUEVA YORK, 10 Nov. (Reuters/EP) -

Los expertos del comité de sanciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas han denunciado que el Gobierno de Salva Kiir está usando la comida como arma en la guerra civil que sufre el país desde hace cuatro años y que ha provocado una hambruna, según un informe confidencial al que ha tenido acceso Reuters.

"Durante gran parte de 2017, el Gobierno ha estado impidiendo deliberadamente que la asistencia alimentaria llegue a algunos ciudadanos (...), lo que supone usar la comida como arma de guerra con la intención de infligir sufrimiento a los civiles que el Gobierno considera opositores", han sostenido.

Estas acciones han derivado en "una profunda inseguridad alimentaria en amplios sectores de la población", donde se han detectado altos niveles de desnutrición e incluso muertes por hambre.

Entre las zonas del país más afectadas, los autores han señalado a Gran Baggari, en el condado de Wau, donde en los dos últimos años las tropas gubernamentales han lanzado operaciones militares que han provocado el desplazamiento de más de 100.000 personas.

En este lugar, el pasado mes de agosto el Gobierno relajó las restricciones humanitarias y permitió a la ONU y ONG distribuir comida y otra asistencia vital a 12.000 personas. Solo entre enero y septiembre de este año, 164 jóvenes y ancianos murieron de hambre y enfermedad, según ha documentado la ONU.

En este contexto, los expertos han advertido de que "con la llegada de la estación seca, a no ser que haya un cambio en la actual dinámica del conflicto, habrá más lucha y más sufrimiento entre los civiles, si el Gobierno sigue persiguiendo la victoria militar por encima del compromiso político".

La guerra en Sudán del Sur estalló a final de 2013 entre los partidarios de Kiir, de etnia dinka, y los de su antiguo vicepresidente, Riek Machar, nuer. Desde entonces, miles han muerto y un tercio de la población ha tenido que huir de sus casas por la violencia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies