La ONU advierte en el Día Mundial contra la Trata que solo se rescata a un 1 por ciento de las víctimas

Día Mundial contra la Trata
TWITTER
Actualizado 30/07/2016 8:30:47 CET

MADRID, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC) ha advertido que sólo una de cada cien víctimas de trata es rescatada en la actualidad y ha llamado a reforzar el combate contra esta práctica y a ayudar a quienes hayan caído en las redes de traficantes, con motivo del Día Mundial contra la Trata, que se celebra este sábado 30 de julio.

Coincidiendo con esta fecha la UNODC ha recordado que entre las víctimas de ese delito se incluye a personas que sufren matrimonios forzosos, explotación sexual, reclutamiento de menores en grupos armados, trabajo forzado, trabajo infantil y robo de órganos.

El director ejecutivo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), Yuri Fedotov, ha calificado la trata como un crimen parasitario que se alimenta de la vulnerabilidad, crece en tiempos de incertidumbre y se aprovecha de la inacción. En su mensaje para la jornada ha destacado que los traficantes aprovechan las miserias humanas y lucran con ellas.

Fedotov ha subrayado que las personas atrapadas en conflictos armados y crisis humanitarias corren un alto riesgo de ser víctimas de explotación sexual, trabajos forzados, contrabando de órganos o esclavitud. Así ha adelantado que el Informe Mundial sobre la Trata de Personas 2016, que se lanzará a finales de año, establece un claro patrón que conecta la migración indocumentada con el tráfico de personas.

Asimismo, destacó que ciertos flujos migratorios son particularmente vulnerables a la trata y citó el ejemplo del que llega a Estados Unidos, donde el 20% de las víctimas proceden de Honduras, Guatemala y El Salvador.

El informe de UNODC también analiza la conexión entre trata y refugiados procedentes de Siria y Eritrea.

El director ejecutivo de la UNODC ha instado a los gobiernos a ratificar e implementar de manera eficiente la Convención de la ONU contra la Delincuencia Organizada Transnacional y sus protocolos referentes a la trata y tráfico de migrantes.

Por su parte, la relatora especial sobre la trata de personas, Maria Grazia Giammarinaro, ha urgido a todas las naciones a establecer o adaptar providencias para la asistencia y protección de las víctimas de trata y las exhortó a considerar la prolongación de medidas asistenciales a personas en riesgo de trata y explotación.