La ONU advierte de que Gaza se asoma a una nueva crisis "ante nuestros ojos"

 

La ONU advierte de que Gaza se asoma a una nueva crisis "ante nuestros ojos"

Concentración en la Franja de Gaza
IBRAHEEM ABU MUSTAFA/REUTERS
Publicado 26/05/2017 21:24:08CET

NUEVA YORK, 26 May. (Reuters/EP) -

El enviado especial de la ONU para Oriente Próximo, Nickolai Mladenov, ha advertido este viernes de que la lucha entre los dos principales movimientos palestinos, Al Fatá y Hamás, ha empeorado la crisis humanitaria en la Franja de Gaza, que se asoma ahora a un nuevo conflicto "ante nuestros ojos".

"Si no se adoptan medidas urgentes para reducir las tensiones, existe el riesgo de que la crisis se descontrole, con consecuencias devastadoras tanto para los palestinos como para los israelíes", ha asegurado Mladenov durante un discurso ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

En este sentido, ha recordado que la Autoridad Palestina de Mahmud Abbas y Hamás, pero también Israel, tienen la "obligación" de garantizar el bienestar de la población gazací. El enviado internacional ha instado a todas las partes a "cumplir con sus responsabilidades" y superar una década de estancamiento político.

Mladenov ha afirmado que, en abril, la Autoridad Palestina recortó los sueldos de casi 60.000 funcionarios en Gaza y la planta que suministra electricidad a una tercera parte del territorio costero dejó de funcionar por una disputa por la tasa de combustibles.

Asimismo, las líneas de energía entre Egipto y Gaza tampoco funcionan por razones técnicas, por lo que la única vía posible de suministro es Israel, de donde procede el 60 por ciento del suministro que recibe la Franja. Sin embargo, en abril la Autoridad Palestina también anunció que dejaría de pagar a las autoridades israelíes por esta energía.

Mladenov ha apuntado que, si estos fondos se paralizan, el suministro se reduciría en Gaza un 30 por ciento más, lo que se traduciría en un nuevo empeoramiento de las condiciones de vida para la población local. La mayoría de los gazacíes ya tienen ahora sólo cuatro horas de electricidad al día.

A las carencias se suman también los problemas en las plantas desalinizadoras, que sólo funcionan al 15 por ciento de su capacidad. El servicio de agua potable queda por tanto limitado a unas pocas horas en un periodo que suele oscilar entre dos y cuatro días.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies