La ONU advierte de que tras Ghuta se auguran "tremendas batallas" en Idlib y Derá

Vista de la ciudad de Idlib
AMMAR ABDULLAH/REUTERS - Archivo
Actualizado 15/03/2018 15:30:29 CET

GINEBRA, 14 Mar. (Reuters/EP) -

Siria podría vivir "tremendas batallas" en los dos enclaves que aún les quedan a los rebeldes una vez que el Gobierno consiga liberar el último reducto insurgente próximo a Damasco, ha advertido este miércoles el director del Consejo Noruego para los Refugiados (NRC) y asesor humanitario de la ONU para este país, Jan Egeland.

La atención internacional se ha centrado en la batalla por Ghuta Oriental, en los alrededores de Damasco, y en Afrin, en el extremo norte del país donde está en curso una operación militar turca contra las milicias kurdas sirias, a las que considera una amenaza para su seguridad.

Sin embargo, según Egeland, no son los últimos focos de tensión cuando la guerra entra en su octavo año tres años después de que la corriente comenzara a ir a favor del Gobierno sirio. "Nuestro miedo es que después de Ghuta Oriental podríamos ver tremendas batallas ahora en y en torno a Idlib (en el extremo noroeste) y en el sur, en Derá", ha explicado en una entrevista a Reuters.

Estas serán solo las últimas en una serie de increíbles y crueles "batallas finales" tras los combates en Homs, Alepo, Raqqa y Deir Ezzor, ha subrayado Egeland.

Según el asesor de la ONU, en cada batalla, los civiles quedan atrapados entre las partes enfrentadas que justifican su crueldad esgrimiendo que luchan contra el terrorismo o la dictadura.

"Realmente no es demasiado tarde para hablar sobre Idlib, para hablar sobre Derá, y para hablar sobre Afrin", ha defendido. "Idlib es motivo de tremende preocupación porque Idlib es, en gran medida, un campo de refugiados gigante", ha añadido.

Para contener uno de los peores efectos de los combates, los bombardeos aéreos sobre instalaciones médicas, Egeland ha dicho que en los últimos días ha entrado en funcionamiento un nuevo sistema de notificación de las coordinadas de más de una decena de hospitales.

"Hemos entregado las coordinadas de los hospitales tanto en Ghuta Oriental como en Idlib a Estados Unidos y a Rusia, y Rusia no solo garantizará que no los atacará, sino que les pedimos que también se aseguren de que las Fuerzas Armadas sirias, la Fuerza Aérea, no ataca los hospitales", ha indicado Egeland.

El responsable humanitario ha indicado que este martes habló con rusos y estadounidenses sobre este asunto. "Las ONG se lo han entregado a la ONU, y la ONU se lo ha transmitido a Rusia y Estados Unidos, y estos a continuación se lo transmitirán a sus aliados", ha precisado.