La ONU alerta de que sin financiación humanitaria, tendrá que escoger "a quién salvar la vida"

Hambre en Somalia
UNICEF/UN057221/MAKUNDI
Publicado 28/04/2017 18:49:35CET

ROMA, 28 Abr. (Thomson Reuters Foundation/EP) -

Naciones Unidas ha lanzado un ultimátum este viernes a los países donantes, a los que ha advertido que si no aumentan la financiación para sus operaciones humanitarias en Yemen, Sudán del Sur, Nigeria y Somalia, los trabajadores humanitarios van a tener que comenzar a elegir "a quién salvar la vida" al no poder dar respuesta a todas las crisis existentes.

"Vamos a tener que tomar decisiones de vida o muerte, como escoger quién recibe comida y quién no", ha afirmado el presidente del Programa Mundial de Alimentos, David Beasley. "No es una decisión que tengamos ninguna gana de tomar pero es la realidad, dada la gravedad de la situación", ha añadido Beasley en una conferencia en la sede de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés).

Más de 30 millones de personas necesitan asistencia alimentaria en Yemen, Sudán del Sur, Nigeria y Somalia como consecuencia de los conflictos armados y de la sequía. Según ha explicado Beasley, las agencias humanitarias de Naciones Unidas sólo cuentan a día de hoy con la financiación suficiente para ayudar a 8,4 millones de estas personas.

Las guerras en Yemen, el noreste de Nigeria y en Sudán del Sur han dejado millones de hogares destrozados y han derivado en un aumento drástico de los precios de los productos básicos en algunos de los países más pobres del mundo, mientras que la sequía en el este de África ha arruinado los cultivos de millones de familias.

El pasado mes de febrero, se declaró el estado de hambruna en ciertas zonas de Sudán del Sur -- la primera vez que la ONU establece el nivel de alerta máximo por inseguridad alimentaria en más de seis años--. Más de 20 millones de personas están al borde de la inanición en los cuatro países.

"Si no actuamos urgentemente en las próximas semanas tendremos que hacer frente a la misma situación de hambruna en Somalia y en otras muchas regiones", ha alertado el director general de la FAO, José Graziano da Silva.

Después de señalar que cada diez minutos un niño muere a causa de la falta de alimentos sólo en Yemen, Beasley ha dicho: "Esto no son sólo estadísticas. Estos son nuestros hermanos, nuestras hermanas, nuestras familias y nuestros amigos, que van a morir si no les ayudamos".

El PMA ha recibido tan sólo un 20 por ciento de los 2.800 millones que ha solicitado para hacer frente a lo que Beasley ha denominado como "las cuatro crisis humanitarias de 2017".

A principios de esta semana, la ONU hizo un nuevo llamamiento para aumentar en 1.100 millones su partida de fondos para asistir a la población en Yemen. "Entre la FAO, el PMA y otras agencias humanitarias contamos con la fuerza, la estructura y la capacidad suficiente como para hacer el trabajo. Lo que necesitamos son recursos o un fin definitivo del conflicto", ha concluido Beasley.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies