La ONU alerta del riesgo de que el conflicto sirio se propague por Oriente Próximo

Rebeldes sirios combaten al gobierno en Alepo
REUTERS
Actualizado 26/02/2013 23:10:18 CET

NUEVA YORK, 26 Feb. (Reuters/EP) -

El vicesecretario general de Naciones Unidas para Asuntos Políticos, Jeffrey Feltman, ha alertado este martes del riesgo de que la guerra civil en Siria acabe contagiándose a Líbano y a otros países de la región.

Feltman ha esbozado una "imagen horrorosa" del conflicto que mantienen desde hace dos años los opositores que pretenden derrocar a las fuerzas del régimen que preside Bashar al Assad. Según Naciones Unidas, el conflicto ha acabado con la vida de unas 70.000 personas.

"La destructiva espiral militar se agita cada día más y amenaza con llevar hasta su vértice a sus vecinos, más notable y preocupantemente a Líbano", ha asegurado Feltman en una sesión informativa sobre Oriente Próximo ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

"La guerra ha tomado matices sectarios, infiltrados por la oportunidad criminalística y agravados por la presencia en la región de combatientes extranjeros y grupos extremistas, además de por algunas acciones del régimen, incluida la milicia progubernamental shabbiha", ha dicho.

Con una minoría alauí al frente del poder en Siria, el conflicto ha profundizado en la división entre chiíes y suníes en Oriente Próximo. Líbano, donde el partido milicia chií Hezbolá respalda a Al Assad, ha sufrido una importante división por el conflicto en la vecina Siria.

Feltman ha hecho hincapié en que la situación en Siria es una fuente de "extrema preocupación" para Naciones Unidas. "Incluso los pasos tentativos de diálogo tienen dificultades para arraigar", ha explicado, en referencia a las últimas ofertas de diálogo en Siria. "Lamentablemente, las partes en conflicto permanecen encalladas en una lógica militar que traerá más muerte y destrucción", ha afirmado.

Feltman ha recalcado que los dos bandos enfrentados "han cometido abusos que suponen crímenes de guerra", aunque "la escala de los abusos cometidos por el bando gubernamental excede significativamente a los de la oposición". "Los hospitales, panaderías, las colas del pan han sido atacadas. Barrios enteros han sido arrasados", ha denunciado.

El Gobierno sirio y los opositores se han mostrado en las últimas semanas dispuestos a entablar un diálogo para poner a un conflicto que ha llevado a casi un millón de sirios a refugiarse en otros países y que ha dejado a millones de personas sin hogar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies