La ONU y el CICR cuestionan la represión israelí de las movilizaciones palestinas

Palestinos durante una protesta en la Franja de Gaza
REUTERS / IBRAHEEM ABU MUSTAFA
Publicado 06/04/2018 11:40:05CET

MADRID, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

La ONU y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) han condenado este viernes la violencia utilizada por las fuerzas israelíes para reprimir las movilizaciones palestinas convocadas desde el 30 de marzo en la Franja de Gaza, en el marco de la cual han perdido la vida 20 personas y otras 1.400 han resultado heridas --800 de ellas de bala--.

Las fuerzas de Israel utilizaron fuego real y gases lacrimógenos contra los manifestantes, que se habían reunido cerca de la frontera con motivo del Día de la Tierra, y se teme que las escenas de tensión se repitan en los próximos días y semanas.

La oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, ha instado este viernes a las autoridades de Israel a garantizar que no se usa una violencia excesiva contra los manifestantes y ha apuntado a una posible violación de la Cuarta Convención de Ginebra, según la agencia de noticias Reuters.

El secretario general de la ONU, António Guterres, ya ha solicitado una investigación sobre los hechos acaecidos el 30 de marzo y varios relatores de la organización se han sumado ahora a dicho llamamiento a través de un comunicado conjunto.

La relatora para ejecuciones extrajudiciales, Agnès Callamard; la responsable de derecho a una vivienda adecuada, Leilani Farha; el relator de promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y expresión, David Kaye; y el encargado de analizar la situación de Derechos Humanos en los Territorios Palestinos ocupados, Michael Lynk, sospechan que la actuación israelí fue desproporcionada.

"El Derecho Internacional establece prohibiciones estrictas sobre el uso de la fuerza por parte de los cuerpos de seguridad", han advertido los firmantes, que han recordado que varios de los muertos y heridos presentaban heridas de bala en la parte superior del cuerpo pese a que se encontraban a una distancia considerable de los militares.

Los relatores han criticado la decisión del Ministerio de Defensa de rechazar cualquier investigación sobre la actuación de los militares, en la medida en que "no hay pruebas que sugieran que las vidas de los equipos de seguridad, fuertemente armados, corriese peligro".

En este sentido, han puesto en duda la versión del Ejército, que ha hablado de una respuesta "precisa y contenida". "Sabemos dónde impactó cada bala", afirmaron el sábado en Twitter las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF).

"TODAS LAS PRECAUCIONES POSIBLES"

El responsable en funciones de la subdelegación del CICR en Gaza, Fabrice Edouard, ha admitido que Israel pueda tener "preocupaciones de seguridad", pero también ha insistido en que "la fuerza letal solo puede usarse como último recurso y cuando es estrictamente inevitable para proteger vidas".

Para Edouard, el alto número de víctimas de las últimas concentraciones "demuestra la importancia de que todas las partes tomen todas las precauciones posibles para minimizar los posibles daños entre la población civil". Asimismo, ha advertido de que el número de víctimas ha añadido aún más presión a un sistema sanitario "sobresaturado y con menos recursos de los necesarios".