La ONU y el CICR logran entrar con ayuda en el enclave sirio de Ghuta Oriental

Convoy del CICR y la ONU para Ghuta Oriental
@SYREDCRESCENT/REUTERS
Actualizado 15/03/2018 13:45:54 CET

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un convoy de 25 camiones con ayuda de la ONU, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y la Media Luna Roja Árabe Siria ha entrado este jueves en el enclave sirio de Ghuta Oriental, a las afueras de Damasco, para entregar ayuda a miles de familias desplazadas.

El CICR ha confirmado en su Twitter la entrada de los vehículos, que previamente habían esperado el visto bueno definitivo en el campo de Wafedin. La Media Luna Roja ha informado a la agencia Reuters de que a bordo de estos camiones viajan 340 toneladas de ayuda: 5.220 paquetes de comida y 5.220 bolsas de harina.

El presidente del CICR, Peter Maurer, que forma parte de este convoy, ha explicado que se trata de la comida mensual para "26.000 personas atrapadas en condiciones desesperadas". "Es solo un poco de lo que necesitan las familias", ha lamentado la organización en redes sociales.

Maurer ha recalcado en un comunicado la necesidad de mejorar "tres cuestiones cruciales" para aliviar "el inmenso sufrimiento humano" causado por el conflicto, de cuyo inicio se cumplen ahora siete años. Así, ha reclamado "acceso humanitario, protección de los civiles y trato humano para los detenidos".

"¿Cuánto tiempo dejarán las potencias que se prolongen los combates? Una guerra de venganzas es una guerra sin fin, una en la que todo el mundo pierde", ha advertido el máximo responsable del CICR.

La ofensiva de las fuerzas leales al régimen de Bashar al Assad sobre Ghuta Oriental se ha saldado desde mediados de febrero con más de 1.100 muertos y más de 4.000 heridos, según los datos recabados por la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) de la ONU.

Unas 400.000 personas estarían atrapadas en este enclave, el principal bastión de los rebeldes en las inmediaciones de Damasco, y las evacuaciones se suceden con cuentagotas. Los medios oficiales sirios han confirmado que un grupo de civiles ha abandonado la zona --el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos habla de 7.000--.

A pesar de que se trata del tercer día consecutivo con evacuaciones, la ONU, ha insistido que aún quedan más de mil personas enfermas que necesitan evacuación médica, entre ellas 77 casos que se consideran prioritarios.