La ONU condena el atentado suicida perpetrado por Al Shabaab cerca del Parlamento de Somalia

Publicado 26/03/2018 17:36:56CET

MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha condenado este lunes el atentado suicida con coche bomba perpetrado el domingo por la milicia islamista Al Shabaab cerca del Parlamento de Somalia, que se saldó con al menos cuatro muertos.

En un mensaje en su cuenta en la red social Twitter, la Misión de Asistencia de la ONU en Somalia (UNSOM) ha expresado sus condolencias a los familiares de las víctimas y ha recalcado que "el terrorismo no reducirá la resiliencia del pueblo somalí".

El terrorista suicida se inmoló frente a un control de seguridad ubicado entre el Parlamento y la sede del Ministerio del Interior. Las víctimas mortales son dos civiles y dos miembros de las fuerzas de seguridad.

Poco después, la milicia islamista Al Shabaab reivindicó la autoría. "Somos los responsables del ataque del control que custodia el acceso al Palacio Presidencial, el Parlamento y el Ministerio del Interior del Gobierno hereje", afirmó su portavoz, Abdiasis Abú Musab.

Se trata del segundo ataque suicida con coche que tiene lugar esta semana en la capital de Somalia. Al menos 14 personas murieron el jueves como consecuencia de una potente deflagración registrada en las inmediaciones de un concurrido hotel de la capital, tras la que se produjo un tiroteo.

El ataque tuvo lugar cerca del hotel Wehliye, un popular establecimiento de la ciudad. Un portavoz del Ministerio del Interior confirmó que también había una decena de heridos en la zona.

Somalia hace frente a un aumento del número de ataques por parte de Al Shabaab --vinculada a la organización terrorista Al Qaeda--, tanto en la capital como en otras zonas del sur del país.

A mediados de noviembre, el primer ministro de Somalia, Hasán Alí Jaire, prometió derrotar a la milicia islamista y expulsarla de las zonas que controla en el sur y el centro del país.

Apenas una semana antes, el ministro de Información somalí, Abdurahman Omar Osman, aseguró que Al Shabaab había sido derrotada militarmente, recalcando que el grupo será vencido totalmente dentro de poco.

El presidente somalí, Mohamed Abdullahi Mohamed, pidió a finales de octubre ayuda a los países de la región para intentar derrotar a la milicia islamista, recalcando que "esta amenaza no existe sólo para Somalia, sino también para todos los países vecinos".