La ONU denuncia un retroceso de los Derechos Humanos en Irán pese a las promesas del Gobierno

Publicado 05/03/2018 20:00:43CET

GINEBRA, 5 Mar. (Reuters/EP) -

Irán ha detenido a varios activistas y oponentes políticos, mientras las torturas en el país continúan, a pesar de las promesas de reforma, según se ha publicado este lunes en un informe de Naciones Unidas (ONU).

El documento fue elaborado por Asma Jahagir, una abogada paquistaní que trabajaba como relatora especial de la ONU para los Derechos Humanos en Irán, y que falleció el mes pasado. Los activistas pro democracia, "especialmente aquellos que tienen doble nacionalidad", están siendo arrestados; al menos 30 de distintas nacionalidades entraron en prisión desde 2015, ha asegurado.

Además, según se explica, más de 20 personas murieron y 450 fueron arrestadas en las protestas de diciembre contra la situación económica y la corrupción del Gobierno iraní. Jahangir hizo un llamamiento para que se llevasen a cabo investigaciones independientes sobre estos sucesos.

La relatora ha declarado que presenció "una imagen preocupante que se desarrollaba dentro del marco de los Derechos Humanos" en Irán. "A pesar de las declaraciones del Gobierno, las mejoras no llegarán pronto y se están poniendo en marcha muy despacio".

La reportera ha añadido que no se respeta el derecho a un juicio justo, que se realizan detenciones arbitrarias y las ejecuciones no cesan.

"La libertad de expresión, asociación y el acceso a la información están sufriendo nuevas restricciones", ha escrito Jahangir, acusando a Irán de recurrir a la tortura y al maltrato contra los detenidos.