La ONU denuncia que Siria vive "algunos de los peores combates" desde que estalló el conflicto

Niños entre escombros en Ghuta Oriental
REUTERS / BASSAM KHABIEH
Publicado 12/02/2018 13:24:58CET

Reitera su llamamiento a un alto el fuego inmediato ante el "intolerable sufrimiento" de los civiles

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El coordinador humanitario de la ONU en Siria, Alí al Zatari, ha denunciado este lunes que el país viene registrando en la última semana "algunos de los peores enfrentamientos" desde que estalló el conflicto en el país, hace casi siete años, y ha reiterado su llamamiento a un alto el fuego inmediato.

El pasado 6 de febrero, los representantes de las agencias de la ONU en Siria habían pedido el cese de las hostilidades durante un mes pero desde entonces, según Al Zatari, "la situación ha empeorado". "La escalada se está cobrando su peaje más cruel en los civiles", ha dicho.

"Estamos siendo testigos de algunos de los peores enfrentamientos de todo el conflicto, con informaciones de cientos de civiles muertos y heridos, desplazamientos masivos y la destrucción de infraestructura civil, incluidas instalaciones médicas", ha denunciado el coordinador humanitario.

"Este terrible sufrimiento de los sirios tiene que cesar", ha reclamado, lamentando que el llamamiento a un alto el fuego para permitir el reparto de ayuda humanitaria y la protección de civiles, incluida la evacuación de enfermos y heridos, "no haya recibido respuesta".

"Pido una vez más a todas las partes y a quienes tienen influencia sobre ellas, que nos escuchen a nosotros y a la población afectada: Acabad con este intolerable sufrimiento humano", ha urgido Al Zatari, advirtiendo de que la Historia responsabilizará a quien corresponda.

"Necesitamos llegar a las personas necesitadas con ayuda ahora, no más tarde", ha insistido, recordando que todas las partes tienen la obligación, en virtud del Derecho Internacional Humanitario y el Derecho de los Derechos Humanos, de "adoptar todas las medidas necesarias para proteger a los civiles y las infraestructuras civiles y permitir el acceso humanitario seguro, sostenido y sin restricciones a los necesitados". "Todas las partes deben actuar ahora", ha zanjado.