La ONU entrega a las facciones de Libia el texto definitivo del acuerdo de paz

El enviado especial de la ONU para Libia, Bernardino León
STRINGER . / REUTERS
Actualizado 22/09/2015 6:16:21 CET

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha entregado este lunes a las facciones en conflicto en Libia el texto definitivo del acuerdo de paz, según ha informado el representante de la Secretaría General de Naciones Unidas para Libia, Bernardino León.

"En todo proceso de negociaciones llega un momento en el que hay que declarar que el trabajo ha sido hecho. He venido esta noche (del lunes) a decir que hemos terminado nuestro trabajo", ha indicado, en unas declaraciones desde la localidad marroquí de Sjirat, sede del proceso de diálogo.

"Lo que tenemos ahora es un texto que es el definitivo. Nuestra parte del trabajo ha finalizado. Ahora depende de las partes, de los participantes en el diálogo, reaccionar al texto, pero no para añadir mñas comentarios o volver a negociar", ha subrayado.

Durante su intervención, León ha apuntado que "el proceso ha sido más largo, mucho más largo, de lo que todos pensaban que sería posible para un país que hace frente a muchos desafíos".

"Pueden negarse, pueden rechazar esta propuesta, pero en ese caso elegirán la incertidumbre, la dificultad para trabajar con la comunidad internacional y con otros libios, y podrán al país en una situación muy difícil", ha advertido.

"Por ello, en nombre de la ONU, mi segundo mensaje es a las partes y todos los libios, para que entiendan que esta parece ser su única opción", ha apuntado. Sabemos muy bien que, como en todas las negociaciones y acuerdos, no todo es perfecto para la mayoría de los libios", ha concedido.

Así, León ha argumentado que "cada libio, cada institución, cada partido y cada organización verá elementos del acuerdo que no le guste, pero esperemos que vean también una mayoría de elementos que le guste yuq entienda la situación de Libia".

"Tienen que ser flexibles, generosos y poner el interés de su país por encima de cualquier otra cosa. Tienen que ser positivos. Tienen que ver lo que este proceso traerá al país, y no estar preocupados por lo que les gustaría que reflejara el texto o el resultado de un proceso que no se dará", ha recalcado.

En este sentido, ha expresado su deseo de que las partes den su aprobación y se reúnan en los próximos días para confirmar los nombres de los integrantes del Gobierno de unidad que saldría de la ratificación del acuerdo.

"Ojalá todo esto ocurra antes de la fecha límite que tenemos, que es el 20 de octubre. Nadie quiere un vacío político en Libia. Queremos ver un marco legal y político claro. El país lo necesita", ha remachado.

SITUACIÓN EN BENGHAZI

Por otra parte, se ha referido a la escalada de enfrentamientos en la localidad de Benghazi (este), manifestando que "hace frente a una situación extremadamente complicada", al tiempo que ha expresado su "solidaridad" con la ciudad.

"Nuestra solidaridad está con la gente que sufre ataques de grupos terroristas que están incluidos en la lista de organizaciones terroristas de la ONU, y obviamente esta solidaridad se traduce en nuestro apoyo al único arma que permitirá a los libios ganar esta batalla: la unidad", ha apuntado.

"Pedimos a los libios que sean responsables y que eviten cualquier acción que pueda dañar o complicar aún más las posibilidades de éxito de este proceso (de negociaciones)", ha reclamado .

"La buena noticia para el país y la comunidad internacional es que hoy existe la clara posibilidad de que termine el caos, con una definición clara de cuál es el Gobierno, para superar la división en las regiones, las instituciones, los parlamentos y los gobiernos con una unidad que permitirá (a Libia) regresar a lo que siempre fue, un país rico y sano, un país que sea un ejemplo para los países que sufren en la región", ha zanjado León.

Los negociadores de ambas partes se encuentran bajo la presión de los representantes de sus respectivas líneas duras, que consideran que aún pueden lograr avances territoriales en el conflicto.

El caos en Libia es una preocupación creciente para los países europeos debido a los avances logrados por el grupo yihadista Estado Islámico y el florecimiento de mafias de tráfico de personas que envían a miles de inmigrantes y solicitantes de asilo a través del Mediterráneo desde las costas del país.