La ONU hace un llamamiento para que Irán libere a tres iraníes con doble nacionalidad en mal estado de salud

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

La ONU hace un llamamiento para que Irán libere a tres iraníes con doble nacionalidad en mal estado de salud

Publicado 07/10/2016 19:14:43CET

GINEBRA, 7 Oct. (Reuters/EP) -

El enviado especial de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Irán, Ahmed Shaheen, ha hecho un llamamiento este viernes para que se libere de manera inmediata a tres iraníes con doble nacionalidad que se encuentran en grave riesgo de salud.

Shaheen, un investigador especializado en Derechos Humanos destinado en Irán por la ONU, ha señalado en un comunicado la gravedad de la situación en la que se encuentra la trabajadora humanitaria británico-iraní Nazanin Zaghari-Ratcliffe, que fue arrestada el pasado mes de agosto con su hija de dos años y juzgada hace una semanas.

Un tribunal revolucionario iraní la ha sentenciado a cinco años de prisión por cargos que las autoridades han mantenido en secreto, incluso para la defensa y los familiares de la acusada.

"Sentenciar a individuos por cargos que son mantenidos en secreto hasta para los defensores del propio acusado supone una parodia de la Justicia", ha declarado Shaheed, antiguo ministro de Exteriores de las islas Maldivas. El enviado especial de la ONU ha añadido que la salud de Zaghari-Ratcliffe se ha "deteriorado gravemente" desde que fue arrestada.

Zaghari-Ratcliffe trabajaba para la fundación Thomson Reuters, una organización humanitaria con sede en Londres totalmente independiente de la agencia de noticias Reuters. Su hija, que ahora también se encuentra atrapada en Irán, está en casa de los padres de la acusada.

La Guardia Revolucionaria de Irán ha acusado a Zaghari-Ratcliffe de intentar boicotear el sistema clerical de Irán, unas acusaciones que tanto sus compañeros en Thomson Reuters como su marido han negado por completo.

"Estoy convencida de la inocencia de Nazanin", ha declarado la directora ejecutiva de la fundación, Monique Villa. "Ella no tenía ningún tipo de negocios ni asuntos con Irán, ya que por su trabajo para Thomson Reuters no tenía que operar en el país, ni de forma directa ni indirectamente", ha explicado.

Shaheen también ha denunciado que dos ancianos que se encuentran retenidos en la prisión de Evin, en Teherán, requieren atención médica urgente y deben ser liberados de inmediato. Baquer Namazi, un hombre de 80 años que también cuenta con doble nacionalidad --iraní y estadounidense-- fue arrestado en febrero por cargos desconocidos y no se le ha permitido tener acceso a ningún tipo de abogado.

Por otra parte, ha condenado la situación de Kamal Foroughi, un empresario británico-iraní de 77 años que cumple ocho años de condena por espionaje y posesión de bebidas alcohólicas.

El enviado especial de la ONU ha aplaudido la liberación el mes pasado de Homa Hoodfar, un canadiense-iraní que fue arrestado en junio. Irán no reconoce la doble nacionalidad, lo que impide que las embajadas de los acusados puedan proporcionarles asistencia consular.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies