La ONU se moviliza para proteger el ganado del que dependen más de 200.000 personas en la zona de Mosul

Contador
Desplazados por la ofensiva en Mosul con su ganado
REUTERS / AHMED JADALLAH
Publicado 23/10/2017 17:50:46CET

MADRID, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en colaboración con el Gobierno iraquí, ha lanzado una campaña de emergencia animal en la región iraquí de Nínive, cuya capital es Mosul, para proteger el ganado, del que dependen en toda la zona alrededor de 210.000 personas.

La iniciativa contempla la vacunación contra seis enfermedades de casi un millón de ovejas, cabras, reses y búfalos y el reparto de 1.500 toneladas de alimento rico en nutrientes para 60.000 animales, según un comunicado de la organización.

Nínive es una de las regiones más afectadas por la violencia del grupo terrorista Estado Islámico, que mantiene a más de un millón de personas desplazadas. Muchas de estas familias huyeron de sus casas con su ganado, pero la mayoría no ha podido vacunarlo desde la ofensiva lanzada por los yihadistas a mediados de 2014.

La FAO teme que estos animales sean portadores de enfermedades potencialmente contagiosas que se puedan extender rápidamente y alcanzar incluso a las personas, lo que en última instancia podría derivar en consecuencias de salud pública y socioeconómicas.

El representante de la agencia de la ONU en Irak, Fadel el Zubi, ha advertido de que, si no se adoptan medidas de forma "inmediata", los efectos tanto en la producción del ganado como en la seguridad alimentaria "podrían ser devastadores".

"Un ganado sano y productivo significa ingresos, comida y seguridad financiera para los ganaderos y sus familias", ha subrayado El Zubi, que ha apelado también a la "dignidad" de la población y a la necesidad de reducir su "dependencia" de la ayuda. La agencia ha solicitado 74,5 millones de dólares para ayudar a la población necesitada este año.

No en vano, el persistente conflicto ha dejado a 3,2 millones de iraquíes en situación de inseguridad alimentaria y, sólo en Nínive, unos 2,7 millones podrían requerir asistencia humanitaria. Unos 12 millones de personas residen en zonas rurales y dependen de la agricultura y la ganadería para sobrevivir.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies