ONU y ONG piden 4.400 millones para ayudar a los 5,4 millones de refugiados sirios en la región

Campo de refugiados sirios de Zaatari
REUTERS / MUHAMMAD HAMED
Actualizado 12/12/2017 19:07:11 CET

ACNUR advierte de que la falta de fondos podría provocar un nuevo éxodo de refugiados hacia Europa

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Las agencias de Naciones Unidas y las ONG socias han hecho un llamamiento este martes para conseguir 4.400 millones de dólares con el fin de ofrecer asistencia durante 2018 a los más de cinco millones de refugiados que ha dejado el conflicto en Siria y las comunidades vulnerables que les han acogido en los países de la región.

Las condiciones en las que viven los 5,4 millones de refugiados son cada vez más desesperadas y la gran mayoría vive por debajo del umbral de la pobreza, con problemas para encontrar alimentos y crecientes deudas.

"Los refugiados no viven en el lujo, están viviendo una horrible supervivencia diaria. Cada día se despiertan mirando un futuro muy oscuro", ha subrayado el director para Oriente Próximo y el Norte de África del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Amin Awad, en un comunicado.

"La realidad es que la vida cotidiana es una lucha para los refugiados sirios", ha añadido Awad, que ha destacado el papel que están realizando los países de acogida. "La comunidad internacional no les debe perder de vista ni la continuada necesidad de respaldar su carga", ha defendido.

Según ACNUR, de los refugiados más necesitados, el 70 por ciento son mujeres y niños. En este sentido, más del 40 por ciento de los 1,7 millones de niños refugiados sirios en la región no van a la escuela.

Del total de fondos solicitados para 2018 en el marco del plan regional, 2.620 millones irán destinados a las necesidades más básicas de los refugiados, como agua y saneamiento, seguridad alimentaria, salud y educación. Otros 1.780 millones se usarán para apoyar a 3,9 millones de personas vulnerables en las comunidades de acogida en Líbano, Jordania, Turquía, Irak y Egipto.

¿NUEVA CRISIS MIGRATORIA?

Awad ha advertido en la rueda de prensa que ha ofrecido desde Ginebra de que, si la comunidad internacional no cubre esta petición de fondos para garantizar la asistencia humanitaria a los refugiados sirias, podría producirse un nuevo éxodo masivo hacia Europa.

"Tenemos la experiencia de 2015 y no queremos que se repita", ha dicho, recordando que ese año un millón de refugiados huyeron al Viejo Continente por la precaria situación en los países de acogida, desbordados por las muchas necesidades de los recién llegados.

Aunque el acuerdo entre Turquía y la UE firmado en 2016 ha conseguido frenar las llegadas, Awad ha expresado su temor a que la falta de fondos supere este dique migratorio. "No somos capaces de proporcionar estufas, queroseno, mantas, tiendas de campaña preparadas para el invierno. No somos capaces de drenar el agua y la nieve de los campamentos. No somos capaces de aislar algunos edificios y la gente está a la intemperie en edificios abiertos", ha contado.

Además, el responsable de ACNUR, citado por la agencia de noticias Reuters, ha subrayado el impacto que estos cinco millones de refugiados pueden tener en "una pequeña región aún volátil" si la ayuda humanitaria no llega en la proporción adecuada.