Peres compara a Ahmadineyad con Hitler y Stalin por perseguir a los judíos

Actualizado 20/04/2009 21:47:33 CET

JERUSALÉN, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente israelí, Simón Peres, denunció hoy el discurso de su homólogo iraní, Mahmud Ahmadineyad, a quien comparó con Adolf Hitler y Josef Stalin por su obsesión con la persecución del pueblo judío, según recoge el diario israelí 'Haaretz'.

"Es difícil comprender por qué déspotas como Hitler el nazi, Stalin el bolchevique y Ahmadineyad el persa escogen a los judíos como blanco de su odio, su locura y su violencia", afirmó Peres en un discurso pronunciado con motivo de la celebración hoy del Día de Recuerdo del Holocausto.

"Quizás eligieron al pueblo judío debido a su fortaleza espiritual --una nación pobre en posesiones materiales pero rica en valores--, por su contagio de megalomanía que les hace temer el poder del espíritu", afirmó.

"Los judíos no adoran ídolos ni autoridad alguna y su dios dio a la Humanidad su conciencia. Fuimos los primeros en creer que todos fuimos creados a imagen de Dios y que tenemos el deber de santificar la vida y evitar el asesinato y la discriminación", prosiguió.

Peres también aprovechó para arremeter contra la Conferencia de Naciones Unidas sobre Racismo que comenzó hoy en Ginebra y que sirvió de escenario para que Ahmadineyad pronunciara un discurso en el que calificó de racista al Estado de Israel. "Esta conferencia que comienza hoy en Ginebra implica el reconocimiento del racismo, más que la lucha contra el mismo, y su principal ponente es Ahmadineyad, que pide la aniquilación de Israel y niega el holocausto", afirmó.

"La crítica del Estado Judío está vinculada con un escalofriante antisemitismo. Entre aquellos que colaboraron con los nazis y quienes se quedaron parados y permitieron que ocurriera están quienes se levantaron para dar refugio a los supervivientes del Holocausto. El único Estado que evitará otro Holocausto", indicó en referencia a Israel, creado en 1948, justo después del final de la Segunda Guerra Mundial.

"El gas se ha disipado, pero el veneno persiste. Aún hay en el mundo negacionistas del Holocausto y 'skinheads' iracundos, quienes son portadores de ese tipo de odio visceral que lleva al asesinato racista", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies