La ONU pide acceso a Ghuta Oriental para poder ayudar a unos 80.000 civiles que viven allí "arrodillados"

Harasta, en Ghuta Oriental
REUTERS / MOHAMMED BADRA
Publicado 04/04/2018 16:00:42CET

GINEBRA, 4 Abr. (Reuters/EP) -

El asesor humanitario de Naciones Unidas para Siria, Jan Egeland, ha pedido este miércoles que se permita el acceso a Ghuta Oriental, el enclave de la periferia de Damasco en el que ha denunciado que hay entre 80.000 y 150.000 civiles que viven "arrodillados" tras varios años de asedio y combates.

Con el apoyo de Rusia, las fuerzas leales al presidente sirio, Bashar al Assad, han logrado hacerse con casi la totalidad de Ghuta Oriental, que hasta febrero era el último gran bastión que mantenían los grupos sublevados.

En los últimos días, se han abierto negociaciones con los grupos rebeldes que siguen en Duma, la última localidad de Ghuta Oriental que sigue bajo control de los sublevados, según ha explicado Egeland en una rueda de prensa en Ginebra.

"Confiamos en que el acuerdo permita que las personas puedan quedarse si deciden hacerlo, que haya una amnistía para los que decidan entregar las armas y también que haya una oportunidad para dejar que se vayan los que quieran salir de Duma", ha asegurado.

De las cerca de las 400.000 personas que han estado residiendo en Ghuta Oriental bajo el asedio de las fuerzas gubernamentales, unas 130.000 han huido en las últimas tres semanas, ha indicado Egeland, para después remarcar que las evacuaciones deben ser voluntarias.

Esta cifra incluye a unas 80.000 personas que están alojadas en centros colectivos en zonas bajo control gubernamental, donde, según Egeland, las condiciones son terribles, mientras que otras 50.000 personas han huido a Idlib, una región que ha definido como "la mayor agrupación de campos de desplazados del mundo", con cerca de 1,5 millones de personas.

Después de que no se hayan registrado combates ni ataques aéreos en Ghuta Oriental en los últimos días, Egeland ha confiado en que la batalla en este enclave esté ya finalizada. El grupo rebelde Yaish al Islam, que no ha confirmado ningún acuerdo con el Gobierno sirio sobre Ghuta Oriental, ha liberado este miércoles a cinco prisioneros como parte de un pacto sobre este enclave de la periferia de Damasco, según han contado los medios estatales sirios y el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

"Nosotros diríamos que hay entre 80.000 y 150.000 personas en la zona de Duma todavía bajo control de los grupos armados de oposición, con Yaish al Islam como el mayor", ha señalado el asesor humanitario de Naciones Unidas para Siria.

"¿Por qué no podemos entregar ayuda a la población de Duma hoy, por ejemplo, aunque estemos en vísperas de un acuerdo para Duma. Están verdaderamente arrodillados en términos de necesidades", ha concluido el alto cargo de la ONU.