La ONU pide a Israel que dé marcha atrás en su decisión de cerrar el paso de Kerem Shalom

Paso fronterizo de Kerem Shalom, en Gaza
REUTERS / IBRAHEEM ABU MUSTAFA - Archivo
Publicado 10/07/2018 17:55:00CET

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El coordinador especial de Naciones Unidas para el Proceso de Paz en Oriente Próximo, Nickolay Mladenov, ha pedido este martes al Gobierno de Israel que dé marcha atrás en su decisión de cerrar el paso de Kerem Shalom, en la frontera de la Franja de Gaza.

"Me preocupan las consecuencias de la decisión de Israel de suspender temporalmente las importaciones y exportaciones, con excepción de los suministros humanitarios básicos, a través del paso de Kerem Shalom", ha dicho en un comunicado.

En el mismo, ha recalcado que "la ayuda humanitaria no sustituye el comercio" y ha pedido además a Hamás "y otras facciones palestinas en Gaza" que "cumplan su parte para mantener la calma, terminar con las 'cometas incendiarias' y evitar otras provocaciones".

Mladenov ha resaltado que la ONU continúa su trabajo con israelíes y palestinos, así como socios regionales e internacionales, para "reducir la tensión, apoyar la reconciliación intrapalestina y resolver todos los desafíos humanitarios".

"Este último acontecimiento no debe desviarnos de este camino de acción urgente", ha dicho, antes de manifestar que "todo el mundo debe alejarse de la trayectoria de confrontación".

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, anunció el lunes el cierre del paso de Kerem Shalom, al tiempo que prometió "mano dura" con Hamás, que controla el enclave palestino.

Políticos israelíes han reclamado al Gobierno que actúe para poner fin al uso de 'cometas incendiarias' por parte de los manifestantes debido a los incendios registrados en las últimas semanas en la zona, que han afectado a campos de cultivo.

En respuesta, el portavoz de Hamás, Fauzi Barhum, tildó de "nuevo crimen contra la Humanidad" la decisión del Gobierno israelí, al tiempo que destacó que "el silencio regional e internacional sobre el cerco impuesto a la Franja desde hace más de doce años a animado a la ocupación israelí a continuar con sus acciones criminales".

Por ello, reclamó a la comunidad internacional que "actúe inmediatamente para evitar este crimen y sus graves consecuencias, poner fin al bloqueo a Gaza y poner fin a los crímenes de la ocupación y sus violaciones contra la población civil de la Franja, así como asumir todas las consecuencias de estas políticas arbitrarias".

La frontera entre Israel y el enclave palestino ha sido escenario de un incremento de la violencia desde el 30 de marzo, cuando arrancó la 'Gran Marcha del Retorno' para reclamar el derecho de los refugiados palestinos a regresar a las viviendas en las que residían antes de la creación del Estado de Israel en 1948.

Desde entonces, la represión israelí de las protestas se ha saldado con la muerte de más de 130 palestinos, sin que haya ninguna baja israelí.

La jornada más letal fue la del 14 de mayo, día en que Estados Unidos inauguró su nueva Embajada en Jerusalén, lo que supone reconocer la ciudad santa como capital de Israel, y víspera de la 'Nakba' o 'Día de la Catástrofe', en el que se conmemora el inicio del éxodo palestino. Más de 60 personas murieron por los enfrentamientos con las tropas hebreas.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó el 18 de mayo la apertura de una investigación para esclarecer los posibles crímenes de Israel durante la represión de las últimas protestas en Gaza, a pesar de las críticas del Gobierno de Benjamin Netanyahu.

La resolución que proponía la creación de una comisión 'ex profeso' para analizar la situación fue aprobada con 29 votos a favor, 14 abstenciones y dos votos en contra, los de Estados Unidos y Australia. España voto 'sí', mientras que otros países europeos como Reino Unido, Alemania, Eslovaquia, Hungría o Croacia optaron por la abstención.