La ONU pide "justicia" para las víctimas de abusos por parte de India y Pakistán en Cachemira

Control de seguridad en la frontera india de Cachemira
REUTERS / DANISH ISMAIL
Publicado 14/06/2018 10:19:12CET

En el primer informe en siete décadas, Zeid denuncia violaciones de los DDHH por parte de ambos países en esta región

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos ha denunciado este jueves los abusos cometidos tanto por India como por Pakistán en la región disputada de Cachemira y ha defendido la "necesidad urgente" de que se aborde este problema y se haga justicia para quienes viven en este territorio del Himalaya.

La oficina que dirige Zeid Raad al Husein ha publicado el que es el primer informe sobre los abusos a los Derechos Humanos registrados en Cachemira, una región que se disputan India y Pakistán desde su independencia hace siete décadas y que les ha llevado a enfrentarse en dos guerras desde entonces.

El informe, de 49 páginas, documenta violaciones y abusos de los Derechos Humanos a ambos lados de la Línea de Control, la frontera de facto que separa la parte india de la paquistaní de Cachemira y pone de relieve la "impunidad crónica" ante los atropellos cometidos por las fuerzas de seguridad.

"Este no es un conflicto congelado en el tiempo, es un conflicto que ha robado a millones de personas sus derechos humanos básicos y sigue a día de hoy infligiendo un sufrimiento inenarrable", ha lamentado Zeid.

Por ello, ha añadido el máximo responsable de Derechos Humanos de la ONU, "cualquier solución a la situación política en Cachemira debe incluir un compromiso de poner fin a los ciclos de violencia y garantizar la rendición de cuentas por las violaciones y abusos pasados y actuales por todas las partes y ofrecer compensación a las víctimas".

En este sentido, Zeid ha reclamado al "Consejo de Derechos Humanos de la ONU que considere el establecimiento de una comisión de investigación internacional independiente de las denuncias de violaciones de los Derechos Humanos en Cachemira".

ABUSOS POR PARTE DE INDIA

El informe se centra en la situación de los Derechos Humanos en la parte india de Cachemira -el estado de Jammu y Cachemira_desde julio de 2016, cuando estallaron multitudinarias protestas tras la muerte del líder de un grupo armado a manos de las fuerzas de seguridad, hasta abril de 2018.

Según el documento, los cuerpos de seguridad indios han hecho un uso excesivo de la fuerza que dejó al menos 145 civiles muertos --de acuerdo con las estimaciones de grupos de la sociedad civil-- y un elevado número de heridos, mientras que al menos 20 civiles fueron abatidos por grupos armados en es mismo periodo.

La oficina de Zeid ha denunciado especialmente el uso de pistolas de perdigones por parte de las fuerzas de seguridad, que acabaron con la vida de 17 personas entre julio de 2016 y agosto de 2017, además de dejar más de 6.200 heridos por los perdigones de metal.

"La impunidad por las violaciones de los Derechos Humanos y la falta de acceso a la justicia son retos clave" en esta materia en la parte india de Cachemira, resalta el informe, que incide en que las normas que regulan a las fuerzas armadas han "creado estructuras que obstruyen el curso normal de la ley, impiden la rendición de cuentas y dificultan el derecho a compensación para las víctimas de violaciones de los Derechos Humanos".

De hecho, desde que se aprobó la ley hace 28 años que prohíbe procesar a los miembros de las fuerzas de seguridad a menos que haya permiso del Gobierno indico, ningún efectivo ha sido juzgado por la autorización del Ejecutivo, añade el informe, que también denuncia la impunidad imperante ante las desapariciones involuntarias y la violencia sexual.

LOS GRUPOS ARMADOS Y PAKISTÁN TAMBIÉN HAN COMETIDO ABUSOS

Por otra parte, también denuncia que los grupos armados que operan en la región han cometido igualmente abusos de los Derechos Humanos desde finales de los años 1980, cuando comenzó la insurgencia contra el dominio indio de esta parte de Cachemira. Entre otros, han asesinado y secuestrado a civiles, además de haber cometido violencia sexual.

En el caso de las violaciones de los Derechos Humanos en la parte paquistaní de Cachemira, el informe señala que "son de un calibre o magnitud distinto y de una naturaleza mucho más estructural". Además, denuncia que las restricciones a la libertad de expresión y de reunión pacífica y asociación han limitado la capacidad de obtener información sobre la situación.

El documento denuncia particularmente el impacto que las operaciones antiterroristas de Pakistán en la parte de Cachemira bajo su control han tenido sobre los Derechos Humanos, incluido el encarcelamiento de cientos de personas por la ley antiterrorista y su uso contra personas que planteaban cuestiones relativas a los Derechos Humanos, de acuerdo con una organización local citada en el informe.

RECOMENDACIONES

Así las cosas, la oficina de Zeid ha formulado una serie de recomendaciones tanto para India como para Pakistán, a los que llama a cumplir con sus obligaciones en materia de Derecho Internacional de los Derecho Humanos en la región de Cachemira.
En el caso de India, le insta a anular la ley que permite la impunidad de las fuerzas de seguridad, a investigar de forma imparcial e independiente las muertes de civiles desde julio de 2016 y todos los abusos cometidos por los grupos armados, además de ofrecer reparaciones y rehabilitación a los heridos y las familias de los fallecidos durante las operaciones de seguridad.

A Pakistán, el Alto Comisionado le urge a que deje de usar la ley antiterrorista para perseguir a quienes realizan actividades políticas y cívicas pacíficas y a quienes expresan su disensión, así como a garantizar la libertad de expresión y reunión pacífica en la parte paquistaní de Cachemira y liberar a quienes hayan sido detenidos por expresar sus opiniones de forma pacífica.