El PNUD destaca el "ascenso del Sur" y advierte contra las políticas de austeridad "con poca visión de futuro"

Actualizado 15/03/2013 14:26:13 CET

Prevé que China, India y Brasil superarán en 2020 la producción total de EEUU, Alemania, el Reino Unido, Francia, Italia y Canadá

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los países en vías de desarrollo están experimentando un crecimiento económico "sin precedentes" que está contribuyendo a cambiar "radicalmente el mundo", a sacar a "millones de personas de la pobreza" y a modificar el "equilibrio de poderes", según ha destacado el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que ha atribuido este fenómeno al papel de los "Estados desarrollistas" que fomentan el capital humano mediante las inversiones en educación, salud y otros "servicios sociales básicos", en contraste con las políticas de austeridad "con poca visión de futuro".

"El ascenso del Sur está cambiando radicalmente el mundo del siglo XXI, con naciones en desarrollo que impulsan el crecimiento económico, sacan a millones de personas de la pobreza y conducen a otros miles de millones hacia una nueva clase media mundial", ha informado el PNUD con motivo de la poresentación del Informe sobre Desarrollo Humano (IDH) 2013.

"El ascenso del Sur no tiene precedentes en cuanto a velocidad y escala", prosigue el documento. "Nunca antes en la historia, las condiciones de vida y las perspectivas de futuro de tantas personas habían cambiado tanto ni tan rápido", añade.

El IDH destaca que "varias naciones líderes del Sur están creando nuevos paradigmas para el avance del desarrollo humano y la reducción de las desigualdades por medio de políticas sociales innovadoras que cada vez son más estudiadas e imitadas en todo el planeta". No obstante, este fenómeno no se limita a los países de medianos ingresos del denominado BRIC (Brasil, Rusia, India y China), sino que es extensible a más de 40 países en desarrollo, que "han efectuado mayores avances en desarrollo humano en las últimas décadas de lo que se había previsto".

"Estos logros son atribuibles en gran medida a la inversión sostenida en programas sociales, de educación y de atención de salud, y al compromiso abierto con un mundo cada vez más interconectado", ha advertido la agencia de la ONU, cuyo Informe sobre Desarrollo Humano 2013 fue presentado ayer jueves (noche del viernes en España) en México DF por la administradora del PNUD, Helen Clark, y por el presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Este progreso histórico, según el documento, está creando oportunidades para "nuevas asociaciones" entre países en desarrollo (Sur) y países desarrollados (Norte) para afrontar los desafíos compartidos, como el cambio climático, y para cooperar por nuevas vías que permitan agilizar el desarrollo humano en todas partes del mundo.

Al respecto, el informe incluye como ejemplos los casos de China e India, que han duplicado la producción económica 'per cápita' en menos de 20 años, "una tasa dos veces más rápida que la de la Revolución Industrial en Europa y América del Norte". "Llegado el año 2020", prevé el Informe, la producción combinada de las tres economías líderes del Sur (China, India y Brasil) superará la producción total de Estados Unidos, Alemania, el Reino Unido, Francia, Italia y Canadá".

EXTREMA POBREZA

Aparte, la proporción de personas que viven en condiciones de pobreza extrema en todo el mundo ha caído del 43 por ciento en 1990 al 22 por ciento en 2008. Solo en China, según el Informe, más de 500 millones de personas salieron de la pobreza. "Como resultado, el mundo ya ha logrado la meta principal de erradicación de la pobreza de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que pugnaba por que la proporción de personas que vivían con menos de 1,25 dólares por día se redujese a la mitad entre 1990 y 2015", indica el documento.

Asimismo, los países en desarrollo prácticamente duplicaron su proporción del comercio internacional de mercancías del 25 al 47 por ciento entre 1980 y 2010, observa el Informe. El comercio en el interior del Sur ha sido el factor más grande de esa expansión, al pasar de menos del 10 a más del 25 por ciento de todo el comercio mundial en los últimos 30 años, mientras que el comercio entre los países desarrollados ha disminuido del 46 a menos del 30 por ciento.

Por ello, el Informe prevé que el comercio entre los países del Sur superará el comercio entre las naciones desarrolladas, un incremento que "guarda relación con el logro creciente del desarrollo humano en la mayoría de los países en desarrollo".

En estas condiciones, el Informe advierte de que el mundo está presenciando un "reequilibrio mundial" que "marcará un hito". "El ascenso del Sur revierte el enorme cambio que vio a Europa y América del Norte eclipsar al resto del mundo, comenzando por la Revolución Industrial, pasando por la era colonial y desembocando en la dos Guerras Mundiales del siglo XX", se lee en el documento.

Pese a ello, advierte el PNUD, "las instituciones mundiales aún no se han puesto al día con este cambio histórico", y China, "con la segunda economía más grande del mundo y las mayores reservas en divisas extranjeras, tiene una proporción del 3,3 en el Banco Mundial, por debajo del 4,3 por ciento que posee Francia".

Asimismo, "India, que pronto superará a China como país más populoso del mundo, no tiene un escaño permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU", y África, con sus mil millones de personas en 54 naciones soberanas, "no cuenta con representación suficiente en la mayoría de las instituciones internacionales", afirma el IDH.

GOBIERNO Y AUSTERIDAD

El informe identifica a más de 40 países que han logrado avances "significativos" en desarrollo humano a lo largo de las últimas décadas y analiza con más detalles a 18, que abarcan "desde los que han alcanzado los máximos logros, empezando por China, hasta varios países más pequeños que han obtenido éxitos en el Sur, como Chile, Ghana y Tailandia".

"Si bien estos países difieren enormemente en cuanto a sus historias, sistemas políticos, perfiles económicos y prioridades de desarrollo, comparten algunas características clave", advierte el IDH. Se trata en su mayoría de "Estados desarrollistas proactivos" que procuraron tomar una ventaja estratégica de las oportunidades ofrecidas por el comercio mundial y que han invertido "fuertemente en capital humano a través de programas educativos y de salud y de otros servicios sociales básicos".

Por ello, el documento del PNUD ha advertido de que "las medidas de austeridad con poca visión de futuro, el abordaje inadecuado de las desigualdades persistentes y la falta de oportunidades para una participación cívica importante podrían amenazar este progreso".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies