La ONU recuerda que la salud es un derecho humano en un mundo donde la mitad de la gente vive sin cobertura

Vacunación de la polio
OMS/HARANDANE DICKO - Archivo
Publicado 07/04/2018 15:17:36CET

NUEVA YORK, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha conmemorado el Día Internacional de la Salud que se celebra este sábado recordando que la salud es un derecho humano en un mundo donde al menos la mitad de la población mundial no tiene cobertura para los servicios de salud esenciales y cerca de 100 millones de personas que viven con menos de un euro y medio al día porque tienen que pagar por la atención médica.

"La salud es un derecho humano. Nadie debería morir de una enfermedad solo por ser pobre o por no tener acceso a los servicios médicos necesarios", ha declarado el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

"La cobertura universal de salud es una opción política. Se necesita visión, coraje y pensamiento a largo plazo, pero la recompensa es un mundo más seguro, más justo y más saludable para todos", ha añadido.

De igual modo, el secretario general de la ONU, António Guterres, ha recordado que la OMS se fundó sobre el principio de que "el disfrute del más alto nivel posible de salud es uno de los derechos fundamentales de todo ser humano". "Desde entonces", ha añadido, "la esperanza de vida mundial promedio se ha incrementado en 23 años".

"Hoy nos unimos a la OMS para volver a comprometernos a garantizar que todos, en todas partes, reciban los servicios de salud que necesitan", ha manifestado.

COBERTURA UNIVERSAL

Como parte de la histórica Agenda 2030 y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), todos los Estados Miembros de la ONU acordaron intentar alcanzar la cobertura universal de salud para el año 2030.

La cobertura universal de salud requiere, dice la ONU "el fortalecimiento de los sistemas de salud en todos los países, con estructuras de financiamiento sólidas para determinar no solo qué servicios están cubiertos, sino también cómo se financian, administran y prestan".

La OMS defiende para ello una política de mancomunidad a la hora de gestionar los recursos. "Las fuentes de financiación obligatorias mejoran la cobertura de los servicios de salud al repartir los riesgos financieros de las enfermedades entre toda la población", según la agencia de la ONU.

"La buena salud es lo más valioso que alguien puede tener. Cuando las personas están sanas, pueden aprender, trabajar y mantenerse a sí mismas y a sus familias. Cuando están enfermos, nada más importa", ha añadido el director general de la OMS.