La ONU teme miles de nuevos desplazados más en Sudán del Sur tras los 200.000 de abril

 

La ONU teme miles de nuevos desplazados más en Sudán del Sur tras los 200.000 de abril

Mujeres y niños desplazados en Sudán del Sur
SIEGFRIED MODOLA/REUTERS
 
Actualizado 20/05/2017 12:04:16 CET

El responsable de la OCHA en el país dice que "a menos que callen las armas la situación humanitaria seguirá deteriorándose"

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

La ONU está preocupada ante la posibilidad de que miles de sursudaneses sigan abandonando sus casas en las próximas semanas ante la intensificación de los enfrentamientos después de que al menos 200.000 personas se vieran obligadas a abandonar sus hogares durante el mes de abril. Además, está por ver si la hambruna que se declaró hace tres meses se ha logrado contener.

"Al menos 200.000 personas se vieron obligadas a huir de sus hogares debido a la escalada del conflicto en múltiples puntos del país en abril", ha explicado a Europa Pres el jefe de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) en Sudán del Sur, Ian Ridley.

Actualmente, según los datos de la OCHA, hay 3,7 millones de sursudaneses desplazados por el conflicto que estalló en diciembre de 2013, incluidos más de 1,9 millones que siguen dentro del país y más de 1,8 millones que han buscado refugio en los países vecinos, principalmente en Uganda.

"Con el conflicto que sigue proliferando y propagándose, seguimos estando muy preocupados por que miles de personas más se vean desplazadas en las próximas semanas y meses", ha reconocido Ridley, subrayando que quienes abandonan sus hogares suelen hacerlo "sin nada más que sus ropas" lo que les deja "vulnerables a la muerte, la enfermedad y el hambre".

"Muchos de los desplazados se han tenido que trasladar múltiples veces, lo que les obliga a huir a lugares cada vez más remotos y agota sus mecanismos de supervivencia", ha explicado el responsable de la OCHA. "En muchos de estos lugares la gente no tiene acceso a una higiene segura, a agua potable o a instalaciones médicas", ha incidido.

SITUACIÓN DE HAMBRUNA

El pasado 20 de febrero se declaró la hambruna en los condados de Leer y Mayendit, en el estado de Unidad, con 100.000 personas afectadas. Desde entonces, las organizaciones humanitarias han distribuido alimentos de los que se han beneficiado 320.000 personas en quince lugares en los condados Koch, Mayendit, Leer y Panyijiar, y otras misiones rápidas en otros 17 puntos.

Además, según ha explicado el responsable de OCHA, en las zonas afectadas por la hambruna y en las que estaban en riesgo de caer en ella también se está ofreciendo atención médica de emergencia, vacunaciones, tratamientos nutricionales, semillas y herramientas, agua potable y otro material básico como mantas, sets de cocina y mosquiteras.

"Cada una de estas intervenciones desempeña un papel crítico en la prevención de la hambruna", ha subrayado Ridley, precisando que por el momento no hay datos sobre la situación actual. "Por supuesto, esperamos que la respuesta a gran escala movilizada en respuesta a la hambruna haya ayudado a aliviar las necesidades más acuciantes", ha confiado.

Tanto la ONU como las ONG presentes en Sudán del Sur, y también en los países vecinos, están haciendo todo lo posible para atender las necesidades de los desplazados internos y refugiados. "Sin embargo, hacen falta urgentemente más fondos para ayudar a los sursudaneses", ha reclamado.

Ridley ha incidido en que "los sectores más críticos para la respuesta frente a la hambruna no son solo la seguridad alimentaria y los medios de vida, sino también la nutrición, el agua, el saneamiento y la higiene, la salud, y la protección".

Sin embargo, de los 1.600 millones de dólares solicitados por la ONU para atender a 5,8 millones de sursudaneses en 2017, solo se han recibido el 46 por ciento. Además, se han solicitado otros 1.400 millones de dólares para ayudar a los refugiados sursudaneses en los seis países vecinos, pero por ahora solo ha llegado el 14 por ciento.

FONDOS URGENTES

"Hacen falta fondos urgentemente para que las organizaciones humanitarias puedan emprender acciones urgentes ahora para evitar una mayor catástrofe en los próximos meses", ha advertido el responsable de la OCHA en Sudán del Sur.

Así las cosas, Ridley ha subrayado que por muchos esfuerzos que hagan las organizaciones humanitarias lo que de verdad necesitan los sursudaneses es la paz.

"Aunque los valientes trabajadores humanitarios seguirán haciendo todo lo posible para aliviar el sufrimiento y salvar vidas, la cuestión sigue siendo que a menos que las armas callen, la situación humanitaria seguirá deteriorándose", ha defendido.

"Es necesario urgentemente una solución política rápida e inclusiva a este conflicto", ha reclamado Ridley. "Mientras esto ocurre, las partes enfrentadas debe cumplir con sus responsabilidades en virtud del Derecho Internacional y el Derecho Humanitario para proteger a los civiles y los cooperantes y garantizar acceso humanitariio seguro, gratuito y sin restricciones a los que lo necesitan", ha remachado.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies