La ONU urge a liberar a las saudíes detenidas coincidiendo con el fin de la prohibición de conducir

Mujeres ante un cartel del rey Salman de Arabia Saudí
REUTERS / FAISAL NASSER
Actualizado 27/06/2018 19:12:21 CET

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

Expertos de Naciones Unidas han instado este miércoles a Arabia Saudí a liberar a las activistas que han sido detenidas en las redadas que se han llevado a cabo en las últimas semanas de cara a la entrada en vigor del fin de la prohibición de conducir para las mujeres.

"En contraste con este momento de liberación de las mujeres saudíes, defensoras de los Derechos Humanos han sido detenidas en una amplia redada en todo el país, lo cual es verdaderamente preocupante", han dicho los nueve relatores especiales en un comunicado conjunto.

Los arrestos comenzaron el 15 de mayo contra destacadas activistas en las semanas siguientes se sumaron otros doce detenidos, tanto hombres como mujeres. La mayoría son defensores de los derechos de las mujeres que habían demandado el fin de la prohibición de conducir.

Durante la jornada de este miércoles ha sido detenida además la destacada activista y escritora Hatun al Fasi, según ha denunciado la ONG ALQTS, con sede en Reino Unido y que centra su trabajo en la situación de los Derechos Humanos en Arabia Saudí.

Al Fasi es considerada una de las activistas a favor de los derechos de la mujer más importantes de la región y ha participado en campañas para defender su derecho a participar en las elecciones y conducir, entre otros asuntos. Además, fue una de las primeras saudíes en conducir después de la retirada de la prohibición durante la jornada del domingo.

Los activistas detenidos se enfrentan ahora a graves cargos por los que podrían ser condenados a 20 años de cárcel. Aunque no han trascendido todas las acusaciones, a algunos se les señala por comunicaciones sospechosas con entidades extranjeras que trabajarían para socavar la seguridad nacional, o atentar con los fundamentos religiosos y nacionales.

Entre las personas detenidas destaca Mohamed Salé al Bajadi, cofundador de la ilegalizada Asociación Saudí para los Derechos Civiles y Políticos (ACPRA), que despareció de su casa el 24 de mayo. Además, existe preocupación por otra activista que permanece incomunicada.

Los investigadores internacionales han recordado que las defensoras de los Derechos Humanos sufren un "estigma" por su activismo y por "discriminación". En el caso de Arabia Saudí, han indicado que estos movimientos podrían dar una "mejor idea" de cuál es la verdadera posición del Gobierno respecto a las activistas.

"Arabia Saudí ha conseguido ser aclamado por su modernización bajo el mandato del príncipe heredero Mohamed bin Salman, incluyendo el fin de la prohibición de conducir para las mujeres, pero estas detenciones evidencian una posición contradictoria", han reprochado.

Para corregir este desajuste, han instado a las autoridades saudíes a "liberar a todos los detenidos por desarrollar actividades legítimas de promoción y protección de los derechos de las mujeres". "Urgimos al Gobierno saudí a mostrar un verdadero compromiso para mejorar su récord de Derechos Humanos", han añadido.

Los firmantes de este comunicado son los relatores especiales de la ONU para activistas, Michel Forst; detenciones arbitrarias, Seong-Phil Hong; libertad de expresión y opinión, David Kaye; promoción y protección de los derechos y libertades fundamentales en la lucha antiterrorista, Fionnuala Ní Aoláin; desapariciones forzosas, Bernard Duhaime; derecho de reunión, asamblea y asociación, Clément Nyaletsossi Voulé; extrema pobreza, Philip Alston; discriminación contra la mujer, Ivana Radacic; y violencia contra la mujer, Dubravka Imonovic.