La OPAQ respalda la versión británica del ataque químico contra los Skripal

Hospital de Salisbury donde fueron ingresados Sergei Skripal y su hija
REUTERS / PETER NICHOLLS
Actualizado 12/04/2018 17:00:34 CET

LONDRES, 12 (EUROPA PRESS)

Los expertos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) que han analizado las muestras recogidas tras el supuesto ataque químico contra el exespía ruso Sergei Skripal y su hija, Yulia, han avalado las conclusiones divulgadas por las autoridades británicas.

El exespía y su hija, así como un policía que les atendió en Salisbury el 4 de marzo y que también fue hospitalizado, mostraban síntomas de exposición a un "químico tóxico" y se encontraron trazas de esta sustancia en las muestras analizadas, según la hoja de conclusiones.

Los expertos de la OPAQ han dado por válida la "identidad" del químico difundida por Londres, sin identificarlo expresamente como el agente nervioso Novichok, de fabricación soviética, como sí han hecho las autoridades británicas en varias ocasiones.

La OPAQ ha hecho público su informe a partir de los análisis realizados en cuatro laboratorios distintos y en los que se ha confirmado la "alta pureza" del agente utilizado en el caso del exespía y su hija. Ambos fueron ingresados en estado crítico y han logrado recuperarse --en el caso de Yulia Skripal, ya ha sido dada de alta--.

"NO HAY OTRA EXPLICACIÓN"

El ministro de Exteriores de Reino Unido, Boris Johnson, ha celebrado en un comunicado que la OPAQ haya "confirmado" la tesis de Londres y ha insistido en que se trató de "un agente nervioso de fabricación militar, un Novichok", tal como anunció la 'premier' Theresa May por primera vez el 12 de marzo.

El jefe de la diplomacia británica ha vuelto a señalar a Moscú como responsable, ya que considera que "no hay otra explicación alternativa", a pesar de las insistentes negativas de las autoridades rusas. "Solo Rusia tiene los medios, los motivos y el historial", ha apostillado.

Johnson ha explicado que su Gobierno recurrió a la OPAQ como gesto de "transparencia" y porque, "al contrario que los rusos", no tiene "nada que esconder". Ahora, ha añadido el ministro, "el Kremlin debe dar respuestas" a las sospechas que se ciernen sobre él.

Reino Unido ha solicitado una reunión del consejo ejecutivo de la OPAQ el próximo miércoles para "discutir los próximos pasos". No obstante, Johnson ya ha prometido que Londres trabajará "incansablemente" con sus aliados para que no vuelvan a utilizarse agentes como el usado en el "intento de asesinato" de Skripal y su hija.

Reino Unido ha solicitado una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU para analizar expresamente el informe de la OPAQ. "Esperamos que tenga lugar la próxima semana", ha publicado en Twitter la representación británica ante Naciones Unidas.

El jefe de la agencia de Inteligencia británica GCHQ, Jeremy Fleming, se ha referido por primera vez a la polémica este jueves y, al igual que el Ejecutivo de May, también ha señalado a Moscú, al considerar que el ataque demuestra "lo temeraria que está dispuesta a ser Rusia". En este sentido, ha denunciado el comportamiento "inaceptable" de las autoridades rusas, según la agencia Reuters.

DUDAS DE RUSIA

La portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zajarova, ha puesto en duda la versión de las autoridades británicas sobre el caso y ha acusado a Londres de "desinformar, difundir propaganda y manipular a la opinión pública" para su beneficio, según la agencia Sputnik.

El Gobierno de Rusia ha solicitado información de la situación de los Skripal, de tal forma que se pueda confirmar que ninguno de los dos están "en peligro". "Para que todo el mundo pueda tener claro que estas personas no están siendo retenidas como rehenes ni son parte de algún horrible juego", ha agregado.