La oposición congoleña evalúa opciones este sábado tras la prohibición a Bemba de presentarse a los comicios

Jean-Pierre Bemba
REUTERS / POOL NEW - Archivo
Publicado 25/08/2018 11:33:24CET

MADRID, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

La oposición congoleña mantiene una reunión este sábado en la sede en Kinshasa del Movimiento para la Liberación del Congo (MLC) para evaluar su respuesta a la prohibición contra el antiguo señor de la guerra y presidente de la formación, Jean-Pierre Bemba, de presentarse a los comicios presidenciales del 23 de diciembre.

"Lo que temíamos ha sucedido. Ahora tenemos que reunirnos para discutir y plantear opciones", ha lamentado el opositor Martin Fayulu al portal 'Actualité'. Los opositores han acusado al Gobierno de instruir a la Comisión Electoral Independiente que anulara la candidatura de Bemba.

"El régimen quiere confiscar el proceso", ha advertido el también opositor Corneille Nangaa. "Y va a sufrir las graves consecuencias de estos graves actos", según el opositor Fayulu, que ha pedido al actual mandatario del país, Joseph Kabila, que dé marcha atrás a su decisión".

Bemba, un antiguo caudillo que a principios de agosto volvió a la capital congoleña, Kinshasha, para presentar su candidatura a la Presidencia tras estar una década en la cárcel en La Haya por crímenes de guerra, era considerado uno de los principales candidatos para suceder a Joseph Kabila.

La comisión ha asegurado que la razón por la que Bemba ha sido excluido de la lista ha sido por una convicción separada del Tribunal Penal Internacional (TPI) por manipulación de testigos.

Bemba fue absuelto en apelación en el TPI de crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad por asesinato, violación y saqueo cometidos por combatientes que envió a República Centroafricana en 2002. El pasado mes de julio, quedó en tercer lugar en una encuesta de opinión sobre el posible resultado de las ocasiones, ganando un 17 por ciento de apoyo.

El antigiuo señor de la guerra tiene el mayor apoyo en el oeste del país, incluida la capital, y su exclusión podría desencadenar una reacción violenta por parte de sus seguidores. Después de perder las elecciones de 2006 contra Kabila, estallaron batallas callejeras entre milicianos leales a Bemba y fuerzas estatales.

Tras años de especulaciones sobre sus intenciones, Kabila aceptó a principios de agosto obedecer el límite de dos mandatos impuesto por la Constitución del país centroafricano, al no incluir su nombre para las elecciones