La oposición pide a EEUU tener voz en el diálogo con Cuba para provocar "cambios reales"

 

La oposición pide a EEUU tener voz en el diálogo con Cuba para provocar "cambios reales"

Damas De Blanco En Cuba
REUTERS
Publicado 04/02/2015 18:14:34CET

Insisten en "la libertad incondicional" de todos los presos políticos del 'castrismo'

MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

La oposición cubana ha pedido a Estados Unidos que les dé voz en las conversaciones con el Gobierno de Raúl Castro encaminadas a normalizar las relaciones bilaterales para provocar "cambios reales" en un país anclado aún en la Guerra Fría.

Varios líderes de la oposición cubana comparecieron, bien presencialmente, bien por escrito, ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos para valorar los primeros contactos en más de medio siglo entre Washington y La Habana.

"Todavía es difícil describir el asombro que sentimos el 17 de diciembre", ha dicho la periodista independiente Miriam Leiva. "Los cubanos leyeron en los periódicos el discurso de Barack Obama junto al de Raúl Castro. Ahora es el tema principal en las conversaciones y hay expectativas esperanzadoras ampliamente compartidas", ha relatado.

"Sin embargo, hay mucho por hacer", ha subrayado. Leiva ha recordado que "Raúl Castro dejará el cargo en tres años", por lo que "este período es crucial para la transición y el futuro de Cuba, tanto para la sociedad civil como para los socios extranjeros".

Así, aunque "Obama ha expresado su firme compromiso con la democracia y los Derechos Humanos", ha recalcado que ante esta "oportunidad única para ayudar al pueblo cubano" el Gobierno estadounidense "no debe desperdiciarla".

Antonio Rodiles, por su parte, ha considerado "fundamental" que haya "un cambio de dirección en este proceso político". El director de Estado de SATS ha pedido a Estados Unidos "que haga demandas concretas al régimen cubano y la participación activa de la oposición".

"Nuestras demandas son bien concretas: libertad para los presos políticos, reconocimiento de la sociedad civil, eliminación de las figuras delictivas que penalizan la libertad de expresión y asociación y el derecho del pueblo de Cuba a elegir su destino por medio de elecciones libres y plurales", ha apuntado la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler.

"MEDIDAS MUY PELIGROSAS"

Rodiles ha considerado que "las medidas adoptadas por Obama no son sabias y, además, resultan muy peligrosas" porque "conceden legitimidad y recursos adicionales a un régimen que ha demostrado una gran capacidad de adaptación en los momentos cruciales".

Soler ha recordado que, durante su reciente discurso en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), Castro dijo que "no cederá un milímetro en su sistema de Gobierno, y que no tendría sentido si se le exigen cambios a una dictadura con más de medio siglo en el poder".

"Para nosotros, eso significa una continuidad en las golpizas, encarcelamiento, destierro forzoso, discriminación contra nuestros hijos en el sistema escolar, y todo tipo de patrones de intimidación y acoso que sufrimos a diario por querer una Cuba plural, democrática e inclusiva", ha denunciado.

En la misma línea se ha expresado el presidente del Partido Progresista, Manuel Cuesta Morúa. "A corto plazo lo que es bueno para la industria estadounidense y los estómagos cubanos probablemente no sea bueno en el largo plazo para nuestro país", ha dicho, afirmando que "el cambio de política no traerá la libertad".

En este contexto, Rodiles ha advertido de que "la próxima Cumbre de las Américas", que se celebrará en abril en Panamá, "será un momento decisivo". "Las esperanzas de Castro están puestas en que Obama, en un segundo y simbólico apretón de manos, le proporcione el apoyo necesario para el nuevo engendro autoritario", ha alertado.

"CAMBIOS REALES"

A pesar de este escepticismo, al menos por parte de este sector opositor, también se han mostrado conscientes de que "el autoritarismo cubano no puede sobrevivir a una apertura, como sí lo puede y lo ha podido demostrar el autoritarismo chino".

"Nosotros no somos chinos, no somos vietnamitas, y definitivamente no aceptaremos el modelo del presidente ruso, Vladimir Putin", ha subrayado Rosa María Payá, hija del líder opositor Oswaldo Payá, fallecido trágicamente.

Payá ha sostenido que "la única solución es una transición pacífica, no un apaciguamiento". "Solo una verdadera transición a la democracia en Cuba puede garantizar la estabilidad en el hemisferio", ha afirmado.

La activista cubana ha recordado que "no puede haber mercados libres donde no hay personas libres", por lo que ha recomendado a Estados Unidos "no dar la espalda" y "no provocar desconfianza a los nuevos actores del futuro, a cambio de la complicidad de una gerontocracia que pertenece a la época de la Guerra Fría".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies