La oposición polaca boicotea la conmemoración de la independencia de Polonia en el Parlamento

Parlamento de Polonia
REUTERS / AGENCJA GAZETA - Archivo
Publicado 14/07/2018 1:48:07CET

VARSOVIA, 14 Jul. (Reuters/EP) -

Tres partidos opositores han boicoteado una sesión especial del Parlamento polaco este viernes que celebraba el centenario de la independencia del país, en señal de protesta contra una serie de reformas impulsadas por el partido en el poder, Ley y Justicia (PiS, por sus siglas en polaco), al que consideran un enemigo de la democracia.

Desde que accediese al poder a finales de 2015, el PiS ha sido acusado tanto por la Unión Europea, como por grupos a favor de los derechos civiles y el resto de partidos de la oposición en el país de menoscabar el Estado de Derecho.

La Unión Europea ha iniciado un procedimiento de castigo sin precedentes en contra del estado excomunista más grande dentro del bloque europeo como consecuencia. La controversia ha marcado la celebración este año del centenario de la independencia de Polonia, obtenida al culminar la Primera Guerra Mundial con el colapso del imperio austrohúngaro y ruso.

El Gobierno había decidido conmemorar el evento con una sesión conjunta de las dos cámaras del Parlamento. No obstante, Plataforma Cívica (PC), el mayor partido en la oposición, junto a Nowocezsna, han optado por no atender a la ceremonia en señal de protesta.

"El Parlamento se ha convertido en una máquina para producir aquello que el Gobierno necesite", ha declarado Kamila Gasiuk-Pihowicz del Partido Nowoczesna.

El tercer partido opositor, el Partido Popular Polaco (PSL), ha atendido el principio del evento, pero se ha retirado justo antes de que tuviera lugar el discurso del presidente polaco, Andrzej Duda. El líder del PSL, Wladyslaw Kosiniak-Kamysz, ha asegurado que el partido en el poder ha convertido al Parlamento en una parodia.

"Estos últimos tres años muestran claramente que los actuales líderes no son demasiado cercanos a la idea de la democracia parlamentaria", ha llegado a afirmar el ex primer ministro y actual líder del Consejo Europeo en Bruselas, Donald Tusk.