La oposición siria designa a su jefe negociador de cara a las próximas conversaciones de paz en Ginebra

Nasr al Hariri, jefe del Alto Comité para las Negociaciones en Siria
REUTERS / PIERRE ALBOUY
Actualizado 25/11/2017 2:33:50 CET

RIAD, 24 Nov. (Reuters/EP) -

El principal grupo opositor de Siria ha designado a Nasr al Hariri para encabezar el equipo de negociación de cara a la próxima ronda de conversaciones de paz, que cuentan con el respaldo de Naciones Unidas y se celebrarán en localidad suiza de Ginebra.

"Ha habido consenso entre los diversos grupos para elegir a Hariri como jefe del Alto Comité para las Negociaciones en las próximas conversaciones de Ginebra", ha declarado en Riad el portavoz de la Coalición Nacional Siria, Ahmad Ramadan.

Hariri sustituye así a Riyad Hijab --también exprimer ministro sirio--, que se ha encontrado al frente de la comisión para las negociaciones en anteriores ocasiones y que dimitió esta semana.

Las diferentes fuerzas de la oposición se encuentran en capital saudí reunidas en el marco de una cumbre para unificar su postura de cara a las conversaciones de paz tras dos años de intervención rusa en el país, donde el Gobierno del presidente, Bashar al Assad, ha conseguido recuperar las principales ciudades.

Asimismo, la oposición ha reiterado que el dirigente sirio no puede formar parte del proceso de transición en el marco de cualquier acuerdo de paz patrocinado por Naciones Unidas y ha destacado la importancia de que deje el poder.

El enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura, se ha reunido este viernes con el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, que ha afirmado que Moscú está trabajando con Riad para conseguir un discurso unificado de la oposición siria que abandone lo que considera postulados radicales.

Durante muchos años, la comunidad internacional, junto a los países árabes, apoyaron la demanda de la oposición, que exigía la salida de Al Assad. Sin embargo, desde que Rusia comenzó a intervenir en el conflicto apoyando al Gobierno sirio, la fuerza de la oposición fue disminuyendo significativamente sobre el campo de batalla.

El pasado martes, Al Assad se reunió en la localidad rusa de Sochi con su homólogo ruso, Vladimir Putin, para abordar los próximos pasos a seguir de cara a las negociaciones.

Hariri ha manifestado que el encuentro en Sochi no forma parte del progreso político y ha instado a la comunidad intencional, incluida Rusia, a "concentrar todos sus esfuerzos para impulsar un avance político según las resoluciones internacionales acordadas en Ginebra con la aprobación de la ONU".

Moscú ha instado al Gobierno y la oposición siria a poner en marcha un plan para fijar la estructura del país de cara al futuro, así como adoptar una nueva constitución y celebrar elecciones bajo la supervisión de Naciones Unidas.

Además, las autoridades rusas han asegurado que cualquier tipo de acuerdo político en Siria finalizará en el marco de las conversaciones de Ginebra.

Rusia, Turquía e Irán actúan como garantes del alto el fuego declarado en el país árabe a finales de 2016 y son copatrocinadores del llamado proceso de Astaná, las consultas internacionales que buscan, junto con las conversaciones de paz de Ginebra, consolidar el armisticio y allanar el camino a una solución política de la crisis siria.

RIAD APOYA LA DECISIÓN DE LA OPOSICIÓN

El ministro de Asuntos Exteriores de Arabia Saudí, Adel Jubeir, ha destacado que Riad apoya la decisión de la oposición siria de unirse bajo un frente común y crear una delegación formada por 50 miembros de cara a la próxima ronda de las conversaciones de paz.

Jubeir, que ha alabado la creación de "un equipo de negociación que represente a todo el mundo", ha aseverado que las autoridades saudíes apoyarán cualquier proceso que cuente con la aprobación de la ONU.

"Apoyamos la postura de la oposición siria. Desde el principio lo hemos hecho y así continuaremos", ha añadido el ministro saudí.