La oposición siria presenta una iniciativa para poner fin al conflicto

Actualizado 24/05/2013 11:09:01 CET

MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de la Coalición Nacional para las Fuerzas de la Oposición y de la Revolución Sirias (CNFORS) Moaz al Jatib ha publicado este jueves una iniciativa política para poner fin al conflicto en el país árabe que contempla la entrega del poder por parte del presidente, Bashar al Assad, al vicepresidente o al primer ministro y su salida del país junto a 500 personas de su elección y sus familias.

La iniciativa, publicada bajo el nombre 'Quien salva un alma es como si hubiera salvado a la humanidad entera', "ha de ser contemplada como un paquete" y establece unos límites temporales claros.

En su primer punto, contempla "la declaración por parte del presidente de su aceptación de una transición de autoridad pacífica" y la entrega de sus poderes al vicepresidente, Faruq al Shara, o al primer ministro, Wael al Halqi, en el plazo de 20 días desde la publicación de la misma. Así, la fecha límite queda establecida en el 12 de junio.

El segundo punto determina la disolución del actual Parlamento por parte de Al Assad y la entrega de los poderes legislativos a la persona elegida para encabezar el periodo de transición. Todo ello deberá ser completado en el plazo de un mes.

Este Ejecutivo de transición continuaría sus trabajos durante un periodo de cien días y del mismo deben estar excluidas todas aquellas personas incluidas en las listas de sanciones publicadas por la comunidad internacional.

Durante este periodo, el Gobierno interino quedaría encargado de la reestructuración de las fuerzas militares de seguridad y debería proceder a la liberación de todos los presos políticos bajo supervisión internacional. Asimismo, las ONG nacionales e internacionales tendrían acceso total y sin restricciones al país.

El noveno punto de la iniciativa, uno de los más controvertidos, contempla la salida del país de Al Assad junto a 500 personas de su elección y sus familias "a cualquier país que decida acogerles".

Sin embargo, el siguiente punto estipula que "no hay garantías legales para Al Assad ni para las personas que seleccione, ya que este asunto deberá ser enviado a un consejo legal establecido por el pueblo sirio".

Por otra parte, la iniciativa apunta que "todas las partes involucradas en los combates han de detener el uso de armas pesadas bajo la monitorización internacional" .

En cuanto a las acciones de guerra, establece que "todos los que hayan participado en lo que es considerado como acción militar legal en base al Derecho Internacional serán amnistiados, mientras que las personas que hayan asesinado a civiles o participado en actos de torturas, violaciones y secuestros deberán ser juzgados por ello, tanto a nivel nacional como internacional".

Por último, determina que "en cada gobernación se establecerá un comité de cinco personas seleccionadas por los dignatarios de dichas gobernaciones para gestionarlas bajo supervisión internacional".

Una vez finalizados todos los procedimientos anteriores, que deberán ser cumplimentados en el plazo de cien días, "todos los poderes serán transferidos a un Gobierno de transición acordado en base a un marco negociado a nivel nacional con garantías internacionales".

"Este Ejecutivo será el responsable de la preparación y la reconstrucción de la nueva Siria", apostilla el documento, que ha sido publicado por el expresidente de la CNFORS en su perfil oficial en Facebook.

"Pedimos a las autoridades, a todas las facciones revolucionarias y a la oposición que adopten la iniciativa. También pedimos a la comunidad internacional que la supervise y garantice su implementación", ha dicho Al Jatib.

REUNIÓN EN ESTAMBUL

La propuesta de Al Jatib ha sido publicada apenas unos días después del encuentro celebrado por la CNFORS en Madrid y del mantenido por el Grupo de Amigos de Siria en Amán.

En la capital española la oposición debatió la posibilidad de participar en la reunión internacional que se celebrará en junio a propuesta de Estados Unidos y Rusia para intentar alcanzar una solución a la crisis en el país, si bien los miembros de la coalición no alcanzaron un acuerdo.

En este contexto, la CNFORS pactó celebrar un nuevo encuentro en el plazo de diez días para determinar su postura de cara a la reunión internacional, que se celebrará en la localidad suiza de Ginebra.

En un primer intento, la coalición opositora ha iniciado este jueves un encuentro en Estambul para debatir su participación en la cumbre, elegir a un nuevo presidente en sustitución de Al Jatib --que dimitió en marzo y fue sustituido de forma interina por George Sabra--, valorar la posibilidad de expandir el número de miembros de la formación y decidir el futuro del Gobierno opositor interino, actualmente encabezado por Ghassan Hitto y enfrentado a fuertes críticas dentro del propio grupo.

En la agenda está también la elección de tres nuevos vicepresidentes (cargos actualmente ocupados por Riad Seif y Suheir al Atassi) y un nuevo secretario general en sustitución de Mustafá al Sabbagh, figura cercana a Hermanos Musulmanes y Qatar.

Pese a que hasta el momento no se han publicado avances, Salem al Meslet, miembro de la formación, ha dejado claro en declaraciones concedidas al diario turco 'Hurriyet' que "toda opción que incluya a Al Assad será rechazada".

"Necesitamos saber si Al Assad seguirá en el poder o si se marchará. No es aceptable sentarnos a negociar si continúa en el poder y matando al pueblo sirio. Al Assad ha de estar fuera de todo plan", ha sostenido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies