La oposición de Venezuela denuncia que en 2017 la inflación alcanzó el 2.616 por ciento

Protestas en Venezuela por el canje de billetes
REUTERS
Publicado 08/01/2018 22:01:44CET

CARACAS, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional venezolana, controlada por la oposición, ha denunciado que la inflación acumulada durante 2017 alcanzó el 2.616 por ciento.

"Empezamos en un 18 por ciento de inflación para el mes de enero, terminamos el año en 85 por ciento y con una inflación acumulada para el año 2017 de 2.616 por ciento", ha explicado el diputado Rafael Guzmán, que ha comparecido en rueda de prensa con el también diputado José Guerra recogida por el diario 'El Universal' en su edición digital.

Guzmán ha advertido de que si no se toman medidas, "en 2018 llegaremos a 14.000 por ciento de hiperinflación" y no habrá recursos para adquirir ningún producto, lo que causará que la población dependa del Gobierno que, a su juicio, "tampoco tiene suficiente para alimentar a 30 millones de venezolanos".

Guerra, por su parte, ha destacado que el 85 por ciento de inflación del mes de diciembre es mayor "que la inflación acumulada de toda Latinoamérica" y que este factor hiperinflacionario es responsabilidad del Banco Central de Venezuela, debido a la "impresión de dinero para seguir financiando al Gobierno".

Así, ha planteado la necesidad de un plan nacional para la estabilización de la economía de Venezuela que incluya la eliminación del control cambiario, la paralización de la impresión de dinero inorgánico, la refinanciación de la deuda externa a través de un plan económico para los compradores de bonos y la asistencia financiera internacional para conseguir "un crecimiento en divisas".

"Un control de precios no funcionará mientras no se detenga la hiperinflación", ha argumentado Guerra. Venezuela "no puede seguir" el camino del país africano Zimbabue, cuyo Gobierno "metió presos a los comerciantes y después no habían productos".

Asimismo Guzmán y Guerra han rechazado las medidas de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), que ha ordenado a 26 cadenas de supermercados que rebajaran los precios de los productos. "Atacar comercios y a la propiedad privada solo incrementará la escasez y el desabastecimiento", ha advertido Guzmán.