Un opositor dice que está entrenando a guerreros para derrocar a la junta militar de Tailandia

El general Prayuth Chan Ocha, jefe de la junta militar de Tailandia
GOBIERNO DE TAILANDIA
Publicado 26/05/2017 15:09:57CET

BANGKOK, 26 May. (Reuters/EP) -

Wuthipong Kochathamakun, un activista opositor tailandés que vive fuera del país, ha asegurado que está entrenando a "guerreros civiles" para derrocar a la junta militar que gobierna en Tailandia desde el golpe de Estado que dio en mayo de 2014 el general Prayuth Chan Ocha.

Wuthipong, al que las autoridades tailandesas sitúan en el vecino Laos, es uno de los activistas opositores que vive fuera del país y ha formado parte del movimiento de los 'camisas rojas', que apoya a los hermanos Thaksin y Yingluck Shinawatra, cuyos gobiernos fueron derrocados por dos golpes de Estado liderados por mandos militares.

"Estamos entrenando a guerreros civiles para expulsar a los bandidos fuera del país... Les estamos entrenando como si fueran soldados", ha afirmado Wuthipong, en una entrevista concedida al programa estadonidense Thais y difundida por YouTube este jueves.

Wuthipong, que huyó de Tailandia en 2014 tras ser procesado por insultar a la monarquía, ha asegurado que está entrenando a civiles que se han presentado como voluntarios. "Estamos entrenando para proteger a nuestros hermanos y hermanas que están a favor de la democracia. Acabamos de establecer la organización hace cerca de tres o cuatro meses" en "el bosque", ha señalado, sin aportar más detalles.

El activista opositor ha admitido que, por el momento, "no se han sumado muchas personas". Kongcheep Tantrawanit, portavoz del Ministerio de Defensa tailandés, ha descartado que Wuthipong esté creando un movimiento armado de resistencia.

"No creo que nadie esté pensando en destruir su propio país", ha afirmado Kongcheep, en declaraciones a Reuters, antes de subrayar que las encuestas de opinión muestran que los tailandeses están satisfechos con la junta militar.

Wuthipong es un hombre reclamado por las autoridades militares tailandesas, que le acusan de reunir armamento y de planear un complot para asesinar al jefe de la junta castrense, una acusaciones que el activista opositor ha negado.

El jefe del Ejército tailandés ha sugerido que Wuthipong podría estar detrás de una explosión que dejó heridas a 24 personas el lunes en un hospital militar de Bangkok. Wuthipong ha negado cualquier vinculación con ese ataque.

Desde hace más de una década, Tailandia está dividida entre quienes apoyan a la familia Shinawatra, procedentes de núcleos urbanos y de zonas rurales pobres, y los que respaldan a la élite militar asentada en Bangkok y leal a la monarquía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies