Abbas pide a la ONU que establezca un comité para investigar la muerte de Arafat Jaradat

Actualizado 27/02/2013 5:54:53 CET

JERUSALÉN, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha solicitado este martes a Naciones Unidas que establezca un comité que investigue la muerte de Arafat Jaradat, fallecido el sábado en una prisión israelí debido a la tortura a la que fue sometido, según las autoridades palestinas.

El ministro para los Asuntos Penitenciarios de la Autoridad Palestina, Issa Qaraqe, anunció el domingo que la autopsia realizada al cuerpo de Jaradat, de 30 años, reveló que murió por tortura extrema bajo custodia israelí y no por un paro cardíaco, tal y como sostienen las autoridades israelíes.

Abbas ha agregado que, pese a los resultados de la autopsia, la Autoridad Palestina no quiere adoptar la teoría de la muerte por torturas hasta que una comisión internacional lo certifique, según ha informado la agencia estatal palestina de noticias, WAFA.

"Nos enfrentamos a una escalada sin precedentes por parte de Israel contra nuestros jóvenes y niños por protestar contra las prácticas de la ocupación y los colonos, especialmente contra los prisioneros", ha manifestado el mandatario palestino.

En este sentido, ha subrayado que la Autoridad Palestina "desconoce cuáles son los crímenes contra la seguridad" que han cometido algunos de los presos liberados en el acuerdo firmado en 2011 a cambio de la liberación del soldado israelí Gilad Shalit que "hayan provocado su nuevo arresto".

Asimismo, ha recordado que existe un acuerdo con Israel para la liberación de los presos detenidos antes de la firma de los Acuerdos de Oslo (1993), acuerdo que fue también alcanzado con Ehud Olmert cuando era primer ministro de Israel.

"Todas estas cosas dificultan la situación, pero lo que la empeora es que el Gobierno israelí se enfrente a nuestros jóvenes, por primera vez desde hace un tiempo, con fuego real, y que luego pida a la Autoridad Palestina que evite las manifestaciones", ha agregado Abbas.

"Estas últimas manifestaciones llegan en respuesta a los ataques. Si Israel detiene sus ataques y la detención continuada de prisioneros, no habrá necesidad para las mismas", ha argüido. "Si los colonos dejan de atacar nuestras ciudades, incendiar nuestras propiedades y campos, y matar a gente, nadie de los nuestros les atacaría", ha abundado.

Así, Abbas ha solicitado a las autoridades israelíes que pongan fin a estas acciones "para calmar las cosas". "No queremos llegar a este punto ahora, queremos alcanzar una solución pacífica basada en la legitimidad internacional. Queremos poner fin a la ocupación de las tierras del Estado palestino", ha añadido.

ESCALADA DE PROTESTAS

La muerte de Jaradat ha desencadenado graves disturbios en Cisjordania que se han saldado con decenas de palestinos heridos, algunos de ellos por disparos del Ejército israelí.

A estas protestas se suman a las manifestaciones para denunciar la situación que atraviesan los presos palestinos en cárceles israelíes y a los actos de solidaridad con los reos en huelga de hambre.

En este sentido, las Brigadas Ahmed Abu Rish --vinculadas a Al Fatá-- amenazaron la semana pasada con disparar cohetes contra Israel en caso de que alguno de los presos palestinos sufriera algún tipo de daño.

Este mismo martes, las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa --vinculada a la rama militar de Al Fatá-- ha reclamado la autoría del lanzamiento del cohete que impactó ha primera hora del día en las afueras de la localidad israelí de Ascalón, provocando daños materiales pero sin causar víctimas.

"Debemos oponer resistencia a nuestro enemigo por todos los medios. Subrayamos nuestro compromiso con la lucha armada contra el enemigo sionista --en referencia a Israel--", ha señalado el grupo a través de un comunicado oficial, según ha recogido la agencia palestina de noticias Maan.

El ataque ha sido el primero desde la Franja desde la firma en noviembre de un alto el fuego entre el Ejército de Israel y Hamás tras la 'Operación Pilar de Defensa', lanzada por Tel Aviv contra el enclave.

MUERTE DE JARADAT

Jaradat fue detenido la semana pasada por lanzar piedras contra vehículos israelíes en Cisjordania y falleció el sábado en la prisión de Megiddo por un ataque al corazón, según la versión israelí, aunque la Autoridad Palestina sostiene que murió por "tortura extrema" basándose en los primeros datos de la autopsia, realizada en Israel, aunque con testigos palestinos.

Qaraqe reveló que durante la autopsia se han encontrado seis huesos rotos en el cuerpo de Jaradat: en su cuello, en su columna, en sus brazos y en sus piernas.

Del mismo modo, durante el examen del cadáver se descubrieron heridas en el interior de su labio inferior, contusiones en el rostro, dos costillas rotas y sangre en la nariz. Todo ello indica que el reo palestino fue víctima de torturas mientras se encontraba bajo custodia israelí.

Sin embargo, fuentes del Instituto Forense Abu Kabir de Tel Aviv, donde se relizó la autopsia, informaron a los medios israelíes de que no se detectaron "heridas externas" más allá de las que podrían haber provocado las maniobras de reanimación y un pequeño hematoma en la parte derecha de su pecho.

"Se han detectado dos costillas rotas, lo que podría ser consecuencia de los intentos de reanimación. Estos resultados preliminares no pueden determinar la causa de la muerte", a falta de los análisis microscópicos y toxicológicos, señaló el instituto.

Por su parte, el enviado especial de Naciones Unidas para Oriente Próximo, Robert Serry, solicitó "una investigación independiente y transparente en torno a las circunstancias de la muerte de Jaradat, cuyos resultados deberían hacerse públicos lo antes posible.

"Naciones Unidas está monitorizando de cerca la situación sobre el terreno, donde el incremento de las tensiones supone un riesgo real de desestabilización", agregó Serry.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies