Blair, de gira por Oriente Próximo, dice que los próximos días son críticos para la región

Actualizado 16/12/2006 11:35:27 CET

ANKARA, 16 Dic. (EP/AP) -

El primer ministro británico, Tony Blair, de gira por Oriente Próximo, consideró hoy que los próximos días y semanas serán cruciales para determinar si Israel y los palestinos pueden caminar juntos hacia la paz.

"Si no damos un nuevo sentido de urgencia y velocidad a la situación, continuará retrocediendo", señaló Blair. "Los próximos días y semanas son momentos críticos de decisión para todo el proceso", indicó, en una rueda de prensa en Ankara, junto a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, a quien Blair considera un importante aliado para resolver el conflicto palestino-israelí.

Después de Turquía, Blair visitará Egipto, Israel, los Territorios Palestinos y Emiratos Arabes Unidos, explicó Erdogan en la comparecencia ante los periodistas.

"Lo más importante es que en el lado palestino, de una manera u otra, tengamos una autoridad que funcione plenamente con la que todos podamos negociar y a la que dar apoyo financiero. Eso es lo que espero conseguir durante esta visita", indicó Blair.

TURQUÍA, "ARCO DE MODERACIÓN"

Blair --un fuerte apoyo para Ankara en su intento de convertirse en miembro de la Unión Europea-- cree que Turquía desempeña un importante papel en Oriente Próximo, ya que puede funcionar como un "arco de moderación" que suavice las tensiones en la región.

Precisamente, conseguir que las naciones musulmanas moderadas se acerquen a Occidente en una apuesta por acabar con el extremismo y estabilizar la región es la temática dominante del viaje de Blair.

El primer ministro consideró que la situación estratégica de Turquía la convierte en una figura importante para la estabilidad en Oriente Próximo y "para el futuro de Europa". "Turquía se encuentra entre Oriente Próximo y Europa. Si necesitábamos otro recordatorio de la importancia estratégica de Turquía a la Unión Europea, es lo que está ocurriendo en Oriente Próximo hoy", agregó el dirigente británico.

Los líderes de los Veinticinco decidieron el jueves paralizar parcialmente las conversaciones de adhesión de Turquía por su rechazo a abrir los puertos y aeropuertos a Chipre, cuyo Gobierno no es reconocido por Ankara.

Hoy, en una muestra más de su apoyo a la candidatura de Turquía, Blair anunció que su país comenzará a realizar vuelos directos a la autoproclamada República Turca de Chipre Norte (RTCN).

Por su parte, Erdogan calificó de "gran injusticia" la decisión tomada por la Unión Europea de congelar parcialmente las conversaciones con su país para su posible futura adhesión. "La decisión del Consejo de la UE es una gran injusticia con Turquía", señaló.

No obstante, el primer ministro turco prometió que su país continuará con el proceso de reformas con que se pretende mejorar la situación de los Derechos Humanos, así como los sistemas legal, económico y social en el país, para cumplir con los estándares de la UE.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies