Bruselas asegura que no cambiará sus "principios" pese a la victoria de Hamás

Actualizado 27/01/2006 15:00:52 CET

BRUSELAS, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea aseguró hoy que no cambiará sus "principios" pese a la victoria de Hamás en las elecciones legislativas palestinas, lo que significa que sólo negociará con esta organización radical si "busca la paz con medios pacíficos", según la portavoz de Relaciones Exteriores, Emma Udwin.

El Ejecutivo comunitario todavía no ha empezado a discutir el presupuesto que dedicará en 2006 a ayudar a la Autoridad Nacional Palestina (ANP), ni el impacto que la victoria de Hamás tendrá sobre la asistencia de la UE, que es el principal donante para los palestinos. Bruselas está a la espera de un gesto de la organización radical, explicó Udwin.

Sin la ayuda de la Unión Europa, recordó la portavoz, "las elecciones no se hubieran celebrado", destacando la ayuda de 18,5 millones de euros para los comicios, o el envío de una misión de observación. "¿Vamos a respetar los resultados? Por supuesto, es un proceso democrático y hay que respetarlo?", apuntó.

"Otra cuestión es si en la Autoridad Palestina que se forme encontraremos un socio con el que podamos trabajar", precisó. La Comisión tiene "principios de base", el principal, que sólo trabajará "con los que busquen la paz con medios pacíficos". "La UE no va a cambiar sus principios frente a esta victoria", insistió la portavoz.

"Lo que ocurra ahora depende de Hamás, que debe indicar cómo van a reaccionar a sus nuevas responsabilidades", dijo. Y recordó la declaración realizada por el Cuarteto (UE, EEUU, Rusia y ONU), en el que se pide a la organización radical renunciar a la violencia, reconocer a Israel y apoyar la 'Hoja de Ruta'.

La Comisión destina cada año unos 250 millones de euros para ayudar a la Autoridad Nacional Palestina. En 2005, el presupuesto final fue ligeramente superior, de 280 millones de euros. De esta cantidad, tres cuartas partes (210 millones) se destinaron a la financiación de proyectos de ONG y a la sociedad civil, y sólo un cuarto (70 millones) se pagó directamente a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) a traves del Banco Mundial.

No obstante, los pagos del Banco Mundial están condicionados al cumplimiento de una serie de objetivos de reforma institucional. A finales de 2005, los donantes decidieron congelar la última de las partidas porque la ANP no había alcanzado las metas previstas, de manera que sólo se han pagado 35 millones a las autoridades palestinas. La portavoz indicó que desconoce cuándo se volverá a discutir del pago de los 35 millones restantes, ni sobre el presupuesto de la UE para los territorios palestinos de 2006.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies