La CE cierra su oficina en Gaza ante los ataques de protesta por las viñetas de Mahoma en la prensa europea

Actualizado 02/02/2006 15:13:13 CET

BRUSELAS, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea (CE) clausuró hoy su oficina técnica en Gaza como medida de seguridad ante los ataques que sufrió por parte de un grupo de palestinos armados que protestaban contra la publicación en varios periódicos europeos de viñetas de Mahoma.

Fuentes comunitarias indicaron que se tomaron otras "medidas de seguridad" y que la oficina no se reabrirá "hasta que la situación se calme". Según las mismas fuentes esta decisión es fruto de la nueva acción protagonizada por un grupo de palestinos pertenecientes, aparentemente, a la facción armada de Al Fatá, la Yihad Islámica, que esta mañana rodearon el edificio de la Comisión y profirieron amenazas contra las personas que se encontraban en su interior.

En la oficina trabajan dos agentes palestinos y sirve de enlace entre la Comisión Europea y las autoridades palestinas en Gaza. Además de la de Gaza, el Ejecutivo comunitario tiene una delegación ante el pueblo palestino en Jerusalén, en la que trabajan entre 30 y 40 personas.

Bruselas reacciona así al nuevo acto de protesta que protagonizaron ciudadanos de religión musulmana -que prohíbe las representaciones icónicas-- contra las viñetas de Mahoma que aparecieron a principios de esta semana en un diario de Dinamarca y que posteriormente imitaron otros diarios europeos en señal de apoyo a la libertad de expresión.

En este contexto, la comisaria de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, reafirmó hoy la libertad de expresión como uno de los valores de la UE al mismo tiempo que lanzó un llamado para que Europa tenga también en cuenta "las sensibilidades" en "otras comunidades religiosas".

"Tenemos valores comunes en la UE que se basan en la libertad de expresión y de los medios, pero por el otro lado somos también sociedades a las que le gusta la tolerancia y tiene que haber un entendimiento de la sensibilidad para otras comunidades religiosas", dijo Ferrero-Waldner.

Consciente de que "hay una gran sensibilidad sobre estas expresiones en la comunidad islámica", la comisaria pidió que se respeten los "valores culturales" tanto de la UE como del mundo islámico y dijo que "no debería haber ningún malentendido" al respecto.